Economía

IAG se queda sin poder comprar la austriaca Niki para reforzar a Vueling

La aerolínea insolvente, filial de la desaparecida Air Berlin, volverá finalmente a manos de su fundador, el campeón de Fórmula 1 Niki Lauda.

logo
IAG se queda sin poder comprar la austriaca Niki para reforzar a Vueling
Un avión de la aerolínea Niki.

Un avión de la aerolínea Niki. Flickr | Rob Hodgkins

Resumen:

IAG se queda con las ganas de aumentar su familia de aerolíneas con la compra de la austriaca Niki. El holding que agrupa a Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus pactó hace un mes la adquisición de Niki –antigua filial de la quebrada Air Berlin- por 20 millones de euros bajo el proceso de insolvencia de la aerolínea en Alemania. Pero la operación quedó anulada. La justicia germana decidió trasladar el proceso de insolvencia a Austria y abrir un nuevo concurso de adjudicación de la compañía aérea. IAG se volvió a presentar a esta licitación, a la que también acudieron Ryanair y el fundador de la propia Niki, el campeón de Fórmula 1 Niki Lauda. Los organismos administradores de la insolvente Niki finalmente han decidido dejar a IAG sin la adquisición que creía hecha y la aerolínea volverá a manos de su fundador. Niki Lauda fundó Niki en 2003 y ocho años después la vendió a Air Berlin, que ha cesado sus operaciones tras declararse en quiebra. Los planes de IAG pasaban por hacerse con el control de Niki para reforzar a Vueling. El holding pactó la compra de la compañía austriaca a través de una filial de Vueling para poder potenciar la presencia de la aerolínea española en Austria, Alemania y Suiza.

IAG se queda con las ganas de aumentar su familia de aerolíneas con la compra de la austriaca Niki. El holding que agrupa a Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus pactó hace un mes la adquisición de Niki –antigua filial de la quebrada Air Berlin- por 20 millones de euros bajo el proceso de insolvencia de la aerolínea en Alemania. Pero la operación quedó anulada.

La justicia germana decidió trasladar el proceso de insolvencia a Austria y abrir un nuevo concurso de adjudicación de la compañía aérea. IAG se volvió a presentar a esta licitación, a la que también acudieron Ryanair y el fundador de la propia Niki, el campeón de Fórmula 1 Niki Lauda.

Los organismos administradores de la insolvente Niki finalmente han decidido dejar a IAG sin la adquisición que creía hecha y la aerolínea volverá a manos de su fundador. Niki Lauda fundó Niki en 2003 y ocho años después la vendió a Air Berlin, que ha cesado sus operaciones tras declararse en quiebra.

Los planes de IAG pasaban por hacerse con el control de Niki para reforzar a Vueling. El holding pactó la compra de la compañía austriaca a través de una filial de Vueling para poder potenciar la presencia de la aerolínea española en Austria, Alemania y Suiza.