María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter, ha señalado que la entidad se benefició de llegada de dinero por la crisis catalana y por la caída de Popular, pero ha asegurado que nunca adoptó medidas proactivas para captar clientes aprovechando la debilidad de las entidades en el punto de mira.

La ejecutiva ha señalado la «incertidumbre en Cataluña» como una de las principales dificultades que afronta la banca en 2018. «Las presiones regulatorias en gastos, en los ingresos, en los tribunales… la revolución digital, los ciberataques y la incertidumbre política en Cataluña», ha enumerado. Aun así, subraya su apuesta firma por la región.

En el marco de la presentación de resultados de 2017, Dancausa ha asegurado que la «apuesta de Bankinter por Cataluña es clara, ya que pesa un 14% en los ingresos». Ha destacado que «la organización de Cataluña ha hecho un año excepcional» y no sólo este ejercicio, sino que es «una de las que más estaba creciendo».

Prefiero que se solucione el conflicto en Cataluña a captar miles de millones»

Preguntada por la llegada de pasivo procedente de bancos catalanes, ha reconocido que, sobre todo en las semanas de mayor tensión, captaron dinero, pero la situación se normalizó rápidamente. «Me hubiese gustado que ese dinero no hubiese llegado porque la situación política era más importante. Prefiero que se solucione el conflicto a captar miles de millones. No fuimos proactivos para captar clientes, aunque tampoco hacía falta», ha manifestado.

La directiva ha señalado que «Cataluña es un referente para España y queremos verla dentro de España». Considera que en el conflicto «han pesado más las razones emocionales que las racionales». Pero en su opinión, «hay que mirar al progreso, al futuro a la unión […] Tengo confianza en los catalanes y en recuperar la normalidad y la estabilidad política. Espero que todo se resuelva de forma favorable», ha añadido.

Las comisiones de investigación, normalmente, no sirven para nada»

La ejecutiva ha reconocido que también ha sacado rédito de la caída de Popular, pero «menos que otros competidores». «Nos hemos beneficiado de la caída de Popular, como habrá hecho el resto de entidades, pero no ha sido relevante para el crecimiento del año», explica. Según la directiva, «Santander tomó medidas muy rápidamente, pero antes de que se hiciese con Popular, hubo semanas largas en las que clientes de Popular se acercaron al banco».  Aun así, considera que «otras entidades se beneficiaron más».

Sobre la consolidación del sector, ha señalado que «en España ya se ha hecho, aunque queden flecos». Otra cosa -ha matizado- es que se den «operaciones tranfronterizas, que están siendo alentando desde los reguladores». Pese a la concentración en España, Dancausa asegura que no ve riesgo de oligopolio, ya que «la competencia del sector financiero en este momento es enorme con la entrada de fintech y nuevos competidores».

Al respecto de la comisiones de investigación para dilucidar las causas de la crisis, Dancausa indica que «normalmente las comisiones sirven para poco, pero hay que tenerlas».

Resultado récord

Bankinter obtuvo un beneficio récord de 495,2 millones de euros en 2017, lo que supone un incremento del 1% respecto al ejercicio anterior, sustentado en el negocio de clientes, según ha informado este jueves el banco, que ha resaltado que culmina 2017 de una forma “brillante”.

El banco logró un beneficio antes de impuestos de 677,1 millones, similar al del año anterior, lo que supone que ha sido capaz de compensar de forma orgánica, con el negocio de clientes, los resultados de 2016, que incluían los extraordinarios contabilizados con motivo de la operación de compra de Barclays Portugal.