Economía

HSBC, el mayor banco de Europa, cuestiona la resolución de Popular por parte de Europa

El departamento de tráding del gigante británico explica a sus clientes que la resolución de Popular, aplicada a un banco sistémico, despertaría muchas preguntas

logo
HSBC, el mayor banco de Europa, cuestiona la resolución de Popular por parte de Europa
Oficina de HSBC.

Oficina de HSBC. HSBC

Resumen:

El mayor banco de Europa, HSBC, cuestiona la resolución de Popular por parte de Europa, después de que saliese a la luz que Barclays estaba dispuesto a asegurar 2.000 millones de euros para la ampliación de capital que Emilio Saracho estudiaba realizar antes de que la entidad sufriese una crisis de liquidez que terminó con su venta precipitada a Santander por un euro. A finales de octubre, ABC publicó que Barclays ofreció 2.000 millones de euros a Popular, tres días antes de su resolución. "Si la noticia es correcta, pone en cuestión, como mínimo, la transparencia y el procedimiento de resolución regulado por la directiva europea. En el peor de los casos, apunta a la absoluta indiferencia al orden de prelación de los acreedores y propietarios por parte de los reguladores", señala el gigante europeo en una nota remitida a sus clientes, grandes inversores institucionales. "Popular hubiera necesitado 2.100 millones para alcanzar los niveles de cobertura medios de sus competidores, no 7.000 millones como amplió Santander", añade.

El mayor banco de Europa, HSBC, cuestiona la resolución de Popular por parte de Europa, después de que saliese a la luz que Barclays estaba dispuesto a asegurar 2.000 millones de euros para la ampliación de capital que Emilio Saracho estudiaba realizar antes de que la entidad sufriese una crisis de liquidez que terminó con su venta precipitada a Santander por un euro.

A finales de octubre, ABC publicó que Barclays ofreció 2.000 millones de euros a Popular, tres días antes de su resolución. «Si la noticia es correcta, pone en cuestión, como mínimo, la transparencia y el procedimiento de resolución regulado por la directiva europea. En el peor de los casos, apunta a la absoluta indiferencia al orden de prelación de los acreedores y propietarios por parte de los reguladores y las autoridades de resolución», señala el gigante europeo en una nota remitida a sus clientes, grandes inversores institucionales.

«Como mínimo, el proceso careció de transparencia; en el peor de los casos, ignoró el orden de prelación de los acreedores»

HSBC señala que un argumento fundamental que justifica la resolución es la «no viabilidad» de la entidad, punto que se define por la falta de habilidad de los bancos para acceder a capital privado. Sin embargo, la entidad señala que «si había 2.000 millones de capital disponible se pone en cuestión el proceso que hay detrás de la decisión de llevar al banco a resolución».

En este sentido, los expertos del departamento de trading del banco británico apuntan que será «interesante valorar qué impacto tiene esto en la regla de que la resolución adoptada no perjudique más a los acreeedores y accionistas que una liquidación en el marco de un concurso de acreedores».

Popular hubiera necesitado 2.100 millones para alcanzar los niveles de cobertura medios de sus competidores, no 7.000″

HSBC reflexiona sobre si 2.000 millones de euros eran suficientes para salvar Popular, cuando Santander realizó una ampliación de capital por 7.000 millones para digerir la adquisición, después de que absorbiese 2.000 millones en obligaciones subordinadas. «El contexto es importante», indica. «los 7.000 millones es un caso extremo y una cifra necesaria para elevar la cobertura de los activos no rentables y los ratio de capital hasta alcanzar niveles dorados de Santander… pero seguro que hay un punto intermedio entre ser el mejor de la clase y la resolución», ironiza.

Y es que Santander utilizó los 7.000 millones captados para elevar las coberturas hasta el 67%, cuando otros bancos como Sabadell, Cajamar y Liberbank las sitúan en el 50%, recuerda a los grandes inversores HSBC. Y, según los cálculos del banco, para que Popular alcanzase una cobertura de los activos tóxicos del 50% con un ratio  de capital fully loaded del 8% -frente al 10,7% que había informado- necesitaba 2.100 millones de euros.

Hay que analizar si los tenedores de bonos pueden obtener compensación por sus reclamaciones judiciales»

El analistas de HSBC subraya que «hay material de sobra para reflexionar sobre la falta de transparencia en el proceso de resolución y vale la pena analizar si los tenedores de bonos podrán obtener alguna compensación por sus reclamaciones«.

Señala que, en su opinión, «la lección puede no haberse aprendido porque Popular es pequeño y no sistémico en el contexto europeo, pero si alguna vez sucediese lo mismo a un banco sistémico, las preguntan comenzarán a multiplicarse y cuando hay preguntas, las valoraciones siempre se descuentan en el precio».

Quienes han defendido que Popular era viable aseguran que sólo con la venta de Totalbank, la implementación del proyecto Sunrise y, si hubiese sido necesaria, la venta del negocio de tajetas Wizink, Popular hubiese alcanzado niveles de cobertura similares a la media de sus competidores y lo hubiese logrado, incluso, sin necesidad de ampliar capital.

Comentar ()