Economía

Gas Natural Fenosa salva las cuentas y gana un 1% más gracias a los extraordinarios

logo
Gas Natural Fenosa salva las cuentas y gana un 1% más gracias a los extraordinarios
Sede de Gas Natural en Barcelona.

Sede de Gas Natural en Barcelona. EFE

Resumen:

A la espera del desembarco de Francisco Reynés como nuevo presidente ejecutivo en Gas Natural Fenosa, las últimas cuentas del equipo directivo comandado por Rafael Villaseca cumplen los objetivos previstos en su plan estratégico. La eléctrica obtuvo un beneficio neto de 1.360 millones de euros en 2017, lo que supone un incremento del 1% respecto al año anterior.

Sin embargo, el resultado bruto de explotación (ebitda) –que mide mejor la evolución real de los negocios-  registró una caída del 16,1%, hasta los 3.915 millones de euros, una vez reexpresado por la discontinuidad de de los negocios por la venta de la distribución y comercialización de gas en Italia, la distribución de gas en Colombia, y también de la distribución de electricidad en Moldavia y generación eléctrica en Kenia.

Además, Gas Natural ha lanzado un nuevo plan de eficiencias para el periodo 2018-2020, lo que ha supuesto unos costes de captura no recurrentes en 2017 de 110 millones de euros. Sin cuantificar dicho efecto, así como el impacto de la (casi) expropiación de Electricaribe, filial en Colombia intervenida por el Gobierno del país, la disminución del ebitda sería de 8,8%.

Una caída que, según subraya la compañía, se concentró muy especialmente en el negocio de electricidad en España, cuya evolución se vio afectada por factores climatológicos, con una contracción de la producción hidráulica –muy rentable para las compañías- para Gas Natural Fenosa del 71,4%.

2.741 millones de desinversiones

La compañía también se beneficio del impacto en sus cuentas de inyecciones extraordinarias de fondos. A lo largo del pasado ejercicio, la energética, que tiene previsto presentar próximamente su nuevo plan estratégico con visión a 2020, llevó a cabo una revisión estratégica de su cartera de negocios que supuso unas desinversiones con un precio de venta total de 2.741 millones de euros y unas plusvalías de más de 540 millones de euros (algunas ya materializadas y otras que lo harán en el primer trimestre de 2018).

Entre las operaciones de desinversión destacaron la de su negocio de distribución de gas en Italia, el acuerdo con Brookfield Infraestructura para hacerse con la participación del 59,1% en Gas Natural SA ESP o la compra de una participación del 20% en la sociedad titular de los activos de distribución de gas natural en España por Allianz Capital Partners (ACP) y Canada Pension Plan Investment Board (CPPIB).

Asimismo, la compañía indicó que, dentro de su estrategia de revisión y optimización de su cartera de negocios y de la revisión continua de sus actividades y geografías no estratégicas, ha decidido llevar a cabo unos procesos competitivos de venta para sus negocios de distribución eléctrica en Moldavia y generación de electricidad en Kenia.

Dividendo

Por otra parte, el consejo de administración de la compañía propondrá a la junta general de accionistas un reparto de dividendos por 1.001 millones de euros con cargo a 2017, manteniendo así su apuesta de un dividendo mínimo de 1 euro por acción y que representa un payo ut del 73,6%.

El pasado 27 de septiembre se pagó íntegramente en efectivo un dividendo a cuenta del ejercicio 2017 de 0,330 euros por acción. El dividendo complementario de 0,67 euros por acción se pagará en efectivo el próximo mes de junio.