La voz de Juan Antonio Sagardoy es una de las más reputadas de España en materia laboral. Presidente de honor del bufete Sagardoy Abogados y catedrático jubilado de Derecho del Trabajo de la Universidad Complutense de Madrid, al abogado navarro se le sitúa entre los principales expertos que asesoraron al Gobierno de Mariano Rajoy en la elaboración de la reforma laboral.

Cinco años después de la aprobación de la controvertida medida, Sagardoy ve el panorama laboral con muchos retos, pero también con numerosas sombras. Sagardoy hizo un amplio repaso al presente del mercado de trabajo -y al futuro que le aguarda- en su reciente discurso de investidura como Doctor Honoris Causa de la Universidad de Alcalá de Henares.

Sagardoy ve el panorama laboral con muchos retos, pero también con numerosas sombras

El catedrático detecta “una fuerte presencia en el estanque laboral de varios cisnes negros”.  A saber, “el trabajo precario, los bajos salarios y unas pensiones amenazadas por su difícil sostenibilidad”. Esos son los tres frentes que, a juicio del experto, debe abordar cuanto antes el Gobierno actual, y los posteriores que le sucedan en La Moncloa.

Sagardoy explica que los trabajadores deben ir acostumbrándose a un viraje sin vuelta atrás. “El cambio del empleo para toda la vida por el de toda la vida con empleo, aunque sea en lugares, empresas y trabajos distintos, es una realidad, pero una realidad dura que debe ser atemperada con criterios sociales”, advirtió el catedrático durante su intervención en la Universidad de Alcalá de Henares, el pasado 26 de enero.

Bajos salarios

Su discurso encierra una análisis en profundidad de los males del mercado laboral español. Los más acuciantes son la precariedad y los bajos salarios. Ambos van de la mano y obedecen, sobre todo, a dos causas. “Por un lado, el modelo productivo está muy centrado en los servicios y en trabajos cíclicos o de temporada; y por otro, la formación de los trabajadores es escasa”.

Entre las medidas a poner en marcha, Sagardoy aboga por empujar al alza los salarios. “Lo que resulta indudable es que el nivel salarial en España precisa de una actualización que tendrá efectos positivos en el consumo y por tanto en el empleo”, señala. “Un salario digno es un elemento esencial en la responsabilidad social de las empresas”, añade.

Entre las medidas a poner en marcha, Sagardoy aboga por empujar al alza los salarios

El catedrático recuerda que, según Eurostat, los españoles ganan un 60% menos que los trabajadores de los países nórdicos. “Un salario digno es un elemento esencial en la responsabilidad social de las empresas”, asevera. “En España, el salario medio está en 21.300 euros al año, frente a 29.800 en la zona euro. Además, tenemos una gran disparidad puesto que el salario medio, según Adecco, en la industria es de 26.793 euro al año y en servicios, de 18.698 euros”.

Respecto a las pensiones, Sagardoy rescata algunos datos que invitan a la reflexión. “El aumento de la esperanza de vida y la disminución de la tasa de natalidad lleva a que en 2030 los mayores de 65 años supondrán el 30% de la población, frente al 18% actual, y en el 2050 los mayores de 65 años serán el 40% de la población”. “El futuro de las pensiones es muy negro si no adoptan medidas enérgicas”, explica. “Hay que mentalizar a la población de que la pensión de futuro no puede financiarse con las cotizaciones”.

¿Cuál es la receta que propone el experto? “En grandes líneas”, explica, “la reforma debe pasar por un cambio del sistema de reparto a otro mixto de reparto y capitalización, dejando a cargo del sistema la pensión mínima y otorgando ventajas fiscales a los planes de pensiones”.