Economía

Ryanair admite que ha bajado un 30% el precio de los vuelos a Cataluña para poder llenarlos

logo
Ryanair admite que ha bajado un 30% el precio de los vuelos a Cataluña para poder llenarlos
Un avión de la aerolínea Ryanair.

Un avión de la aerolínea Ryanair. efe

Resumen:

Ryanair reacciona por el temor a una caída de pasajeros en sus vuelos a Cataluña por la tensión provocada por la inestabilidad política. El gigante low cost reconoce que había detectado cierto “nerviosismo” de sus clientes de Reino Unido, Irlanda y Alemania, lo que había hecho caer los viajes de fin de semana a Barcelona, y como respuesta ha bajado drásticamente sus precios para mantener la demanda.

El consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary, ha desvelado que en los últimos meses el gigante del bajo coste ha recortado sus tarifas un 30% en sus vuelos a Barcelona y Girona, y su intención es mantener la rebaja mientras persista la incertidumbre generada por el desafío independentista.

“No hemos notado un decrecimiento de la demanda en los vuelos a Cataluña, pero porque llenamos con tarifas bajas en Barcelona y Girona. Hemos tenido que bajar las tarifas de forma muy significativa para seguir llenando los aviones”, ha explicado O’Leary en rueda de prensa en Madrid. “Funciona para mantener la demanda de pasajeros, por eso seguimos aplicando la rebaja”.

Los planes de Ryanair pasan por mantener la rebaja de precios hasta que la demanda vuelva a crecer. Una recuperación de la demanda que el máximo ejecutivo del gigante del bajo coste aún no vislumbra y que no sabe cuándo se producirá.

Ryanair reacciona por el temor a una caída de pasajeros en sus vuelos a Cataluña por la tensión provocada por la inestabilidad política. El gigante low cost reconoce que había detectado cierto “nerviosismo” de sus clientes de Reino Unido, Irlanda y Alemania, lo que había hecho caer los viajes de fin de semana a Barcelona, y como respuesta ha bajado drásticamente sus precios para mantener la demanda.

El consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary, ha desvelado que en los últimos meses el gigante del bajo coste ha recortado sus tarifas un 30% en sus vuelos a Barcelona y Girona, y su intención es mantener la rebaja mientras persista la incertidumbre generada por el desafío independentista.

“No hemos notado un decrecimiento de la demanda en los vuelos a Cataluña, pero porque llenamos con tarifas bajas en Barcelona y Girona. Hemos tenido que bajar las tarifas de forma muy significativa para seguir llenando los aviones”, ha explicado O’Leary en rueda de prensa en Madrid. “Funciona para mantener la demanda de pasajeros, por eso seguimos aplicando la rebaja”.

Los planes de Ryanair pasan por mantener la rebaja de precios hasta que la demanda vuelva a crecer. Una recuperación de la demanda que el máximo ejecutivo del gigante del bajo coste aún no vislumbra y que no sabe cuándo se producirá.

Ryanair ya empezó a aplicar rebajas de precios puntuales (de entre el 5 y el 7%) en sus vuelos desde y hacia Barcelona en agosto y principios de septiembre tras los atentados terroristas en la Ciudad Condal y en Cambrils. Pero en las semanas siguientes profundizó las rebajas de precios incluso antes del referéndum ilegal del 1-O y fue agudizándose hasta aplicar recortes de precios del 30% cuando la crisis política tuvo “momentos más mediáticos”, ha dicho O’Leary.

Con esta política de precios para sostener la demanda, Ryanair prevé aumentar su tráfico de pasajeros en España hasta los 41,5 millones este año, un 9% más. La compañía abrirá en la próxima temporada de invierno 29 rutas nuevas en el mercado español y aumentar el número de vuelos en 35 conexiones ya existentes.