FCC acapara buena parte de los focos del mercado en la jornada de este martes. Las acciones de la constructora se anotan alzas superiores al 4% en las primeras horas de negociación, tras confirmar que mantiene «avanzadas negociaciones en exclusiva» con el fondo IFM para la venta de un 49% de su filial Aqualia.

De este modo, las acciones de FCC alcanzan su nivel más elevado desde el pasado mes de junio, en los 9,7 euros y acumulan ya una revalorización superior al 20% en los últimos cuatro meses. Su capitalización asciende ya al entorno de los 3.680 millones de euros, lo que la sitúa entre las 40 mayores cotizadas del mercado español, por delante de compañías del Ibex como Acerinox o Mediaset.

La operación permitiría a FCC seguir avanzando en la reducción de su abultada deuda

Aunque no han trascendido datos de la operación, los inversores valoran que esta operación puede representar un paso de calado en los esfuerzos de la compañía que controla Carlos Slim para reducir su abultada deuda. El grupo cerró el tercer trimestre de 2017 con una deuda financiera neta de 3.810 millones de euros, tras reducirla en un 8,8% en los últimos doce meses. Con todo, esta deuda supera en más de seis veces el Ebitda de la compañía.

Aqualia es el negocio de gestión de aguas de FCC. Según detalla la propia compañía es la tercera mayor empresa privada de aguas de Europa y la séptima del mundo. La división de gestión de aguas contribuye con un 30% al negocio total de FCC, con una cifra de negocio de 763,7 millones de euros, a cierre de septiembre.

El 91% de su actividad se centra en concesiones de servicio público y explotaciones relacionadas con el ciclo integral del agua (captación, tratamiento, distribución y depuración); mientras que el 9% restante corresponde a tecnología y redes que se encargan del diseño, ingeniería y equipamiento de infraestructuras hidráulicas.

Según los datos de la compañía, FCC Aqualia atiende a 23,6 millones de usuarios y presta servicio en 1.100 municipios de 22 países: España, Italia, Portugal, República Checa, Polonia, Rumanía, Montenegro, Bosnia, México, Chile, Uruguay, Argelia, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Serbia, Kosovo, Túnez, Catar, India y Colombia.

IFM, por su parte, proseguiría con esta operación sus tratos con las compañías españolas de construcción, tras haber cerrado el pasado octubre la compra de la filial de concesiones de OHL por unos 2.235 millones.