Banco Sabadell mira al futuro con optimismo. La entidad que preside Josep Oliu prevé obtener en 2020 un beneficio atribuido cercano a los 1.400 millones de euros. Estas cifras supondrían elevar sus ganancias hasta un 75%, respecto a los 801,5 millones que obtuvo el año pasado.

Esta es una de las líneas principales del nuevo Plan Estratégico 2018-2020 que Sabadell ha presentado en la mañana de este viernes, en información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

 

Para conseguir multiplicar de esta forma sus beneficios, el banco pretende disparar su tasa de retorno sobre el capital tangible (ROTE) hasta el 13% en 2020, frente al 7,27% en que se situaba este parámetro a finales del ejercicio pasado.

El crecimiento del negocio, la limpieza del balance y la mejora de la eficiencia impulsarán la rentabilidad

La mejora de la rentabilidad será propiciada, según las previsiones del banco, por el crecimiento del negocio bancario, que se verá favorecido por un contexto de crecimiento económico en sus mercados de referencia, la reducción de activos problemáticos en balance y el aumento de los niveles de eficiencia.

Todo esto permitirá al banco elevar un 5% anual durante el próximo trienio los ingresos procedentes del negocio bancario, mientras que los ingresos netos por intereses aumentarán un 4% y las comisiones netas algo más del 6,5% al año.

Además, Sabadell calcula que su volumen de negocio crecerá un 4% anual, con aumentos del 4% cada ejercicio tanto en crédito como en depósitos, mientras que se espera que los fondos fuera de balance aumenten a un ritmo del 8% cada año.

Limpieza de balance

Una de las patas clave del nuevo plan estratégico del banco que preside Josep Oliu pasa por la reducción orgánica de su volumen de activos improductivos. El banco espera mantener una dinámica de reducción de este tipo de activos superior a los 2.000 millones cada año hasta 2020.

En cualquier caso, Sabadell también observa que sus niveles actuales de cobertura de activos problemáticos -del 49,8% excluyendo las provisiones pro cláusulas suelo- le otorgan «flexibilidad» para acelerar la limpieza del balance a través de operaciones puntuales.

Sabadell aspira a alcanzar la plena realización de las sinergias con TSB en 2019

Entre los propósitos que se marca la entidad en su estrategia para los próximos tres años también se incluye la voluntad de avanzar en su transformación digital y comercial, poniendo el foco en la gestión de costes. Asimismo espera que las sinergias de la adquisición del banco británico TSB comiencen a materializarse en 2018 y alcancen su plena realización en 2019.

Con estas medidas, junto al desarrollo de la franquicia en México, Sabadell proyecta que su ratio de eficiencia se situará en el 47% en 2020.

Las acciones de Banco Sabadell registraban este viernes a primera hora de la mañana ligeros recortes, inferiores al 0,2%, que situaban su rentabilidad en el año en torno al 9,2%.