Economía

Bankinter reorganiza su estructura para recortar costes y absorbe su bróker

Estudia el traspaso de los servicios de intermediación a algún gran banco internacional para evitar el impacto de Mifid II

logo
Bankinter reorganiza su estructura para recortar costes y absorbe su bróker
Sede de Bankinter en Alcobendas (Madrid).

Sede de Bankinter en Alcobendas (Madrid). Bankinter

Resumen:

Bankinter reorganiza su estructura para optimizar costes. El banco que lidera María Dolores Dancausa prepara la integración de su bróker, Bankinter Securities, en el grupo, con el objetivo de reducir gastos y hacer frente a la nueva regulación MIFID II.

Según ha podido saber El Independiente, la entidad espera que la integración se complete durante los próximos tres meses y es previsible que los analistas se trasladen desde su actual ubicación en el centro de Madrid a la sede del banco en Alcobendas.

En principio, la entidad seguirá prestando los mismos servicios que hasta ahora, con el foco puesto en la actividad retail y una apuesta discreta por los grandes clientes institucionales.

De hecho, fuentes próximas señalan que Bankinter estaría estudiando el traspaso de los servicios de intermediación a algún gran banco, probablemente internacional, para evitar el impacto que supondría hacer frente a los requerimientos que exige MIFID II.

Bankinter reorganiza su estructura para optimizar costes. El banco que lidera María Dolores Dancausa prepara la integración de su bróker, Bankinter Securities, en el grupo, con el objetivo de reducir gastos y hacer frente a la nueva regulación MIFID II. Según ha podido saber El Independiente, la entidad espera que la integración se complete durante los próximos tres meses y es previsible que los analistas se trasladen desde su actual ubicación en el centro de Madrid a la sede del banco en Alcobendas.

En principio, la entidad seguirá prestando los mismos servicios que hasta ahora, con el foco puesto en la actividad retail y una apuesta discreta por los grandes clientes institucionales. De hecho, fuentes próximas señalan que Bankinter estaría estudiando el traspaso de los servicios de intermediación a algún gran banco, probablemente internacional, para evitar el impacto que supondría hacer frente a los requerimientos que exige MIFID II. Según las mismas fuentes, adaptar el bróker a los nuevos requisitos regulatorios podrían exigir a la entidad una inversión de hasta tres millones de euros. En cambio, subcontratar este servicio podría suponer en torno al millón de euros.

La sociedad de valores del grupo, dirigida por Javier Bollaín y con cerca de una treintena de empleados, fue relanzada bajo la marca Bankinter Securities a finales de 2015. Anteriormente, la entidad operaba como Mercavalor. Con el cambio de denominación, Bankinter explicó que buscaba dar un nuevo impulso a su filial para que, más allá de la intermediación en renta variable nacional, ampliase su campo de actuación a los mercados bursátiles internacionales, incrementando su presencia en el segmento institucional. Sin embargo, esta línea de negocio ha prosperando menos de lo esperado y a finales de noviembre salió del banco Álvaro Climent, responsable de ventas de renta variable para grandes clientes de Bankinter Securities.

La filial de Bankinter cerró 2016 con un beneficio neto de 2,8 millones, frente a los 4,7 millones de resultado que había logrado un año antes. El 78% de las comisiones percibidas por la sociedad procede de otros negocios del banco, según consta en la memoria de 2016.

Bankinter está haciendo un esfuerzo para mejorar su eficiencia y, de este modo, elevar su rentabilidad. En 2017, pese a que el total de los costes operativos experimentó un crecimiento del 4,7% (3% sin tener en cuenta Portugal), los mayores ingresos llevan a una mejora del ratio de eficiencia de la actividad bancaria con amortizaciones, que se situó en el 46,8% frente al 48,6% del cierre de 2016. Bankinter terminó 2017 con un ROE, o rentabilidad sobre el capital invertido, del 12,6%, la más elevada entre los bancos cotizados. Logró un beneficio neto de 495,2 millones de euros, un 1% más que un año antes.