Economía

Dependientas, administrativas y limpiadoras, los trabajos con mayor brecha salarial

logo
Dependientas, administrativas y limpiadoras, los trabajos con mayor brecha salarial

Una trabajadora de un supermercado. EFE

Resumen:

Las mujeres ganan de media un 23% menos que los hombres, de acuerdo con los últimos datos disponibles en la Encuesta de Estructura Salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE), una foto fija que muestra, contra lo que cabría esperar, que son las profesiones más feminizadas aquellas en las que en muchas ocasiones la brecha salarial es más amplia.

Las actividades profesionales en las que más amplia es la brecha salarial son las de servicios. Y más concretamente, las conocidas como actividades administrativas y de servicios auxiliares, donde el salario de las mujeres no supera el 66% del de los hombres.

En este epígrafe se incluyen actividades relacionadas con los recursos humanos, las agencias de colocación, envasado, limpieza o atención de llamadas. Más aún, este porcentaje apenas se eleva al 67% en las actividades inmobiliarias y, en todo caso, alcanza el 72% en el comercio al por menor y al por mayor.

 

Las mujeres ganan de media un 23% menos que los hombres, de acuerdo con los últimos datos disponibles en la Encuesta de Estructura Salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE), una foto fija que muestra, contra lo que cabría esperar, que son las profesiones más feminizadas aquellas en las que en muchas ocasiones la brecha salarial es más amplia.

Los últimos datos oficiales, correspondientes a 2015, muestran así que las mujeres cobran alrededor de un 77% del salario de los hombres, sin entrar en si se debe a menores retribuciones por el mismo puesto o al conocido como techo de cristal que impone el difícil acceso a puestos de responsabilidad.

En términos absolutos, las mayores diferencias se localizan allí donde los sueldos también son mayores. Por ejemplo, la ganancia anual en el caso de los servicios de suministro de energía, gas o aire acondicionado, sobrepasaba los 43.000 euros para las mujeres. En cambio, la diferencia respecto a los hombres es de más de 10.000 euros a favor de estos últimos. Mayor aún es la zanja que se abre en la banca, de más de 11.000 euros, donde el salario de las mujeres ronda los 36.500 euros.

Sin embargo, en términos relativos, la estadística guarda algunas sorpresas. Por ejemplo, las actividades profesionales en las que más amplia es la brecha salarial son las de servicios. Y más concretamente, las conocidas como actividades administrativas y de servicios auxiliares, donde el salario de las mujeres no supera el 66% del de los hombres.

En este epígrafe se incluyen actividades relacionadas con los recursos humanos, las agencias de colocación, envasado, limpieza o atención de llamadas. Más aún, este porcentaje apenas se eleva al 67% en las actividades inmobiliarias y, en todo caso, alcanza el 72% en el comercio al por menor y al por mayor.

Cobran mejor en la construcción

¿Qué ocurre con las profesiones masculinizadas? También en este caso hay sorpresas. Por ejemplo, la diferencia retributiva entre hombres y mujeres en la construcción, los suministros de agua o gas o en la educación, apenas supera el 10%.

En cambio, en las actividades profesionales, científicas o técnicas, las mujeres pueden llegar a cobrar incluso un 30% menos que los hombres, y en las actividades artísticas, el 25%.

Cerca de la equiparación en la administración

En cambio, hay algunos sectores donde la equiparación salarial parece cercana. Es el caso de la Administración Pública, el INE indica que las diferencias salariales son del 8%. No obstante, en el caso del sector público hay una parte variable en la retribución donde se expanden estas diferencias.

Asimismo, la brecha baja del 10% en el transporte y almacenamiento y también en el caso de la educación, siendo este un caso particular puesto que, siendo un ámbito en el que se reducen las diferencias, es al mismo tiempo en el que gran parte de la sociedad demanda un mayor esfuerzo por inculcar la cultura de la igualdad entre los jóvenes.