Economía

Crisis en Boston Consulting Group: Gas Natural le quita el grueso de sus proyectos

La consultora, que factura anualmente más de 15 millones al grupo energético, intenta retener una tercera parte de su negocio

logo
Crisis en Boston Consulting Group: Gas Natural le quita el grueso de sus proyectos
Logotipo de Boston Consulting Group en una reunión organizada por la consultora.

Logotipo de Boston Consulting Group en una reunión organizada por la consultora.

Resumen:

El negocio de Boston Consulting Group (BCG) en España está viviendo momentos convulsos.

La firma de consultoría global ha perdido el grueso de los proyectos que realizaba para Gas Natural, uno de sus mayores clientes en este mercado, lo que supone un importante roto para sus cuentas.

Según ha podido saber El Independiente, BCG facturaba anualmente en torno a 15 millones de euros al grupo energético por diversos proyectos de consultoría.

Ahora espera lograr mantener unos ingresos de en torno a cinco millones de euros, pero no hay cifras sobre la mesa.

Podría ser más, podría ser cero. Dependerá de la capacidad de BCG de convencer al nuevo equipo directivo del valor añadido que es capaz de aportar.

 

El negocio de Boston Consulting Group (BCG) en España está viviendo momentos convulsos. La firma de consultoría global ha perdido el grueso de los proyectos que realizaba para Gas Natural, uno de sus mayores clientes en este mercado, lo que supone un importante roto para sus cuentas.

Según ha podido saber El Independiente, BCG facturaba anualmente en torno a 15 millones de euros al grupo energético por diversos proyectos de consultoría. Tras el reciente ajuste implementado por Gas Natural, el gigante de la consultoría espera lograr mantener unos ingresos de en torno a cinco millones de euros, pero no hay cifras sobre la mesa. Podría ser más, podría ser cero. Dependerá de la capacidad de BCG de convencer al nuevo equipo directivo del valor añadido que es capaz de aportar.

El recorte de los encargos encomendados por el grupo que preside desde el pasado mes de febrero Francisco Reynés a BCG responde a una nueva estrategia de la energética más inclinada a desarrollar los proyectos en la propia compañía, reduciendo los colaboradores externos, salvo que la consultora sea capaz de justificar el desembolso.

Con la llegada del nuevo presidente y el cambio en la dirección, Gas Natural analizará una a una qué propuestas aportan valor. Además, puesto que el nuevo plan estratégico del grupo se presentará en junio, los trabajos de consultoría que estaban vigentes se paralizan a la espera de que se revise si se mantienen o suspenden defintivamente.

BCG, que cuenta con en torno a 250 empleados en España en sus dos oficinas de Madrid y Barcelona, facturó 83 millones de euros en 2016, según los últimos datos disponibles en el registro mercantil. En este ejercicio, logró un beneficio de 9,4 millones, un 51% por encima de los 6,2 millones registrados un año antes.

Según consta en el las cuentas del grupo, 2016 ha representado para The Boston Consulting Group el decimoquinto año de su actividad después de la ampliación de capital llevada a cabo el 31 de diciembre de 2001 que supuso la absorción de la sucursal española de The Boston Consulting Group.

La entidad no ha hecho públicas las cifras de negocio de 2017, pero su previsión al cierre del año anterior era “incrementar moderadamente” los 83 millones de ingresos de 2016. Ello, “junto al mantenimiento de la política de control de costes, le llevará a mantener unos resultados óptimos”, señala la entidad en sus cuentas.

Explica que “gracias a la diversificación de los servicios de consultoría en diferentes industrias y clientes, la empresa ha conseguido evitar el riesgo de dependencia de la evolución de un sector en concreto”.

Y añade que “debido a esta capacidad de adaptación a las circunstancias del mercado, no prevemos ninguna incertidumbre en el corto plazo que signifique una amenaza para la evolución del negocio”.

La firma de consultoría estratégica global cuenta con presencia en más de 50 países, oficinas en más de 90 ciudades y una plantilla integrada por más de 14.000 empleados con los que ingresa más de 5.600 millones de dólares al año.