Economía

El Gobierno apuesta por Blockchain con la firma de un acuerdo con Alastria

El Gobierno apuesta por blockchain con la firma de un convenio con Alastria.

De izq. a dcha., la vicepresidenta de Alastria, María Parga, la Secretaria General del Tesoro y Política Financiera, Emma Navarro, y el presidente de Alastria, Julio Faura

Blockchain es una de las palabras de moda en casi todos los segmentos de la economía. El desarrollo de esta tecnología, que está detrás del auge, entre otros, de las criptodivisas avanza a marchas forzadas y muchas empresas -especialmente bancos- vienen trabajando desde hace varios trimestres para desarrollar e implementar todo el potencial que encierra.

Y la Administración Pública no quiere ser menos. El Gobierno español ha dado, a través del Tesoro, un paso clave en su apuesta por subirse a esta nueva tendencia. La Secretaría General del Tesoro y Política Financiera (SGTyPF), representada por su actual número uno, Emma Navarro, ha firmado un acuerdo con el consorcio Alastria, para el desarrollo de iniciativas basadas en la tecnología blockchain.

Este organismo, dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, refuerza de este modo su apuesta por el futuro de blockchain, y, en general, por el desarrollo de las tecnologías financieras (Fintech), que se vienen siguiendo con atención desde la administración desde hace varios trimestres.

Según se detalla en la nota remitida por Alastria, «la transformación digital trae consigo formas muy diferentes de prestar servicios financieros y, en consecuencia, nuevos retos para las entidades financieras y para las autoridades públicas».

El Tesoro se alía a Alastria para el desarrollo de propuestas de aplicación de blockchain

Alastria es una una iniciativa privada multisectorial que agrupa a más de 180 instituciones y empresas en España (en la que se incluyen entre otros, Santander, BBVA, Bankia, Repsol o Endesa), que tiene como fin promover la implantación de una infraestructura Blockchain de una forma segura y eficiente, con eficacia legal en el ámbito español y acorde con la regulación europea.

Desde este consorcio defienden que «Blockchain, y de forma general las tecnologías de registro distribuido (Distributed Ledger Technology o DLT), constituye una de las innovaciones con mayor potencial disruptivo para la economía y la sociedad desde la llegada de Internet. Las DLT tienen una enorme capacidad de transformación de los procesos y modelos de negocio bancarios y del sector financiero en general, entre otros».

La Secretaría General del Tesoro y Política Financiera se convierte con esta alianza en el primer miembro del sector público que se incorpora al proyecto de Alastria. La intención de los firmantes es que el acuerdo se traduzca en «propuestas reales de aplicación de Blockchain que coloquen a sus miembros en la vanguardia y liderazgo de este nuevo entorno digital y transformador de la sociedad. Tal es así, que el consorcio Alastria se ha convertido ya en un ejemplo para otros países, que se plantean seguir el mismo modelo de trabajo».

La Secretaría que dirige Emma Navarro es la responsable de coordinar, desde el seno del Comité de Innovación Financiera, el esfuerzo de los supervisores sectoriales, Banco de España, CNMV, Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, así como de otras entidades relevantes, como el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, el SEBPLAC y la Agencia de Protección de Datos, en el objetivo de dar seguimiento a los procesos innovadores que pueden resultar de significativa importancia para el futuro del sector financiero.

Este tipo de desarrollos tiene a su vez tiene importantes implicaciones desde la óptica de los objetivos de la política pública en el sector, la protección del consumidor y del inversor, la integridad de los mercados financieros y el cumplimiento con la normativa de prevención del blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

Comentar ()