Economía

El efecto de las visitas y cartas de Hacienda: 800 millones más en facturas con IVA y alquileres

logo
El efecto de las visitas y cartas de Hacienda: 800 millones más en facturas con IVA y alquileres
El director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez.

El director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez. Europa Press

Resumen:

La Agencia Tributaria ha redoblado los esfuerzos para controlar de forma presencial los posibles focos de fraude, como pueden ser los negocios del 'con IVA o sin IVA' o los alquileres de viviendas. Como resultado, la recaudación obtenida es muy jugosa, casi 800 millones de euros solo llamando a la puerta. Fuentes del fisco aclaran que es difícil determinar cuál es el efecto inducido de las presiones y labores preventivas de la Agencia Tributaria, sin embargo afirman que, en términos generales, se observa una mayor disposición a declarar a raíz del incremento de las visitas presencias y otro tipo de llamadas directas al cumplimiento. Por ahora se trata de dígitos que aún pequeños si se compara con los ingresos totales por la lucha contra el fraude, que alcanzaron los  14.792 millones de euros, en línea con el año anterior, pero 500 millones más sobre la media de los últimos tres años.

La Agencia Tributaria ha redoblado los esfuerzos para controlar de forma presencial los posibles focos de fraude, como pueden ser los negocios del ‘con IVA o sin IVA‘ o los alquileres de viviendas. Como resultado, la recaudación obtenida es muy jugosa, casi 800 millones de euros solo llamando a la puerta.

Fuentes del fisco aclaran que es difícil determinar cuál es el efecto inducido de las presiones y labores preventivas de la Agencia Tributaria, sin embargo afirman que, en términos generales, se observa una mayor disposición a declarar a raíz del incremento de las visitas presencias y otro tipo de llamadas directas al cumplimiento.

Por ahora se trata de dígitos que aún pequeños si se compara con los ingresos totales por la lucha contra el fraude, que alcanzaron los  14.792 millones de euros, en línea con el año anterior, pero 500 millones más sobre la media de los últimos tres años.

De esta cantidad, 9.505 millones de euros procedieron de ingresos directos por las actuaciones de control, y 4.716 millones de euros por la minoración de devoluciones solicitadas por los contribuyentes, que es la partida que evoluciona más favorablemente (+7,58%). Además, la AEAT ha obtenido 504 millones de euros por ingresos inducidos por actuaciones de control.

Con IVA o sin IVA

En primer lugar, el IVA. La AEAT llevó a cabo en 2017 un total de 32.215 visitas (o ‘peinados’) en sectores y ámbitos considerados de riesgo fiscal en 2017, un 31% más el año anterior. Gran parte de este incremento se explica por la puesta en marcha un Plan de visitas sobre el IVA (14.698 actuaciones), para acabar con las facturas ‘en negro’ en pequeñas operaciones que, en cambio, agregadas suponen un buen pellizco.

Pues bien, al margen de las pesquisas posteriores, la AEAT ha detectado un efecto inducido a raíz de estas visitas.  Nada más y nada menos que un incremento de 256 millones de euros en  autoliquidaciones de IVA en el segundo, tercer y cuarto trimestre del año, un 10% más tras la presión ejercida. A la vista de estos resultados, la AEAT prevé mantener este tipo de actuaciones en 2018.

Pero no es el único efecto de la tensión aplicada por la AEAT. La Agencia Tributaria sigue desarrollando campañas específicas como la relativa al control de alquileres no declarados. Concretamente, durante todo el año 2017 remitió cartas a personas de las que constaba una actividad alquiler de viviendas, turísticas o no, para que no ocultara estas rentas al fisco.

Pues bien, en virtud de estos controles  se han producido 136.600 avisos de datos fiscales a los contribuyentes considerados presuntos arrendadores en la Renta 2016. El resultado es un ingreso de 522 millones de euros en alquileres declarados, lo que supone un 40,5% más que en 2014. No obstante, las mismas fuentes indican que, dentro de estos resultados, también se incluye un incremento de las declaraciones por el propio incremento del mercado del alquiler.

Finalmente, en el año 2017 se produjo un repunte de los ingresos por declaraciones extemporáneas  voluntarias (presentadas fuera de plazo), que  alcanzaron los 571 millones de euros en 2017, un 13,39% más que en 2016.  En este caso se trata de un dato más volátil y que puede incluir cualquier tipo de efecto. Por ejemplo, un contribuyente puede hacer una declaración extemporánea después de darse cuenta, sin que medie aviso de la AEAT, de que la primera declaración contenía errores.

¿La publicación de los morosos funciona?

A estas cifras se suma que la deuda pendiente de cobro de la AEAT se ha reducido significativamente en 2017, hasta en 3.500 millones. De esta forma, el descenso acumulado alcanza los 7.800 millones en tres años y se sitúa en niveles de 2010. En este sentido, buena parte de la deuda pendiente estaba en manos de los incluidos en la lista de morosos que semestralmente publica la AEAT.

En el caso de la lista de morosos que publica la AEAT cada seis meses, se ha producido un descenso de la deuda pendiente en periodo ejecutivo en más de 1.400 millones en 2016 y en casi 1.200 millones en 2017. Además, se han ingresado 230 millones de euros en fase de embargo en 2017, un 40% más que en 2012.

Por otro lado, el fisco sigue estrechando el control sobre los grandes deudores y los grandes patrimonios, a través del empleo de nuevas herramientas informáticas y del Big Data. A través de estas vías, Hacienda puede analizar planificaciones fiscales agresivas, sociedades interpuestas o evidencias de poder adquisitivo no acorde  con lo declarado.

Como resultado de estas actuaciones, la AEAT logró liquidar 332,8 millones de euros procedentes de grandes patrimonios. Por otro lado, fruto del control sobre operaciones realizadas en efectivo, se han abierto 7.497 expedientes de análisis de denuncias en 2017, un 3,24% más que en 2016, y se han efectuado 1.018 expedientes sancionadores en 2017, un 4,62% más que en 2016.

Otros de los resultados se refieren a las entradas y registros con Unidades de Auditoría Informática (UAI), que se incrementaron un 21% en 2017, lo que ha permitido ingresar 374 millones de euros, un 36% más que en 2016.