Economía

Así es el nuevo coloso de la energía solar: una planta con 40 veces más potencia que toda España

Arabia Saudí y el gigante japonés se alían para construir juntos el mayor complejo mundial de energía fotovoltaica: alcanzará una potencia de 200.000 MW en 2030 tras invertir más de 160.000 millones.

Una planta fotovoltaica.

Una planta fotovoltaica. europa press

Las magnitudes del nuevo gigante ridiculizan todo lo conocido hasta ahora. Los colosos actuales de la energía renovable ahora parecen enanos frente al proyecto desvelado por Arabia Saudí y el gigante japonés Softbank: un gigantesco complejo de energía solar que tendrá una potencia equivalente a dos tercios a la de todas las instalaciones fotovoltaicas que hoy hay en todo el planeta.

Arabia y Softbank, antigua teleco nipona ahora reconvertida en un holding inversor milmillonario, se unen para construir un complejo de energía fotovoltaica que contará con una potencia de 200.000 megavatios (MW) cuando esté terminado en 2030, frente a los 300.000 MW que estaban operativos en todo el mundo al cierre de 2016, según los datos de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Esos 200.000 megavatios que se pretenden construir en Arabia equivalen a más de cuarenta veces toda la potencia fotovoltaica actual de España. Sí, más de cuarenta veces los 4.400 MW del país (que ascienden a algo más de 5.000 MW si se contabilizan en corriente continua). El sector renovable ahora está resucitando en España tras años de parón, y existen proyectos en marcha para instalar unos 23.000 MW más en los próximos años. Si se completan todos, el nuevo complejo en territorio saudí seguirá teniendo siete veces más potencia que la de toda España.

Los planes de Arabia y Softbank –anunciados en rueda de prensa en Nueva York por el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, y el fundador del grupo japonés, Masayoshi Son- concentrarán inversiones de en torno a 200.000 millones de dólares (unos 162.000 millones de euros) durante la próxima década.

En la primera fase del proyecto Arabia aspira a contar ya en 2019 con las dos primeras plantas del megacomplejo, que concentrará una capacidad conjunta de unos 7.200 MW, lo que ya las convertirá en la mayor instalación fotovoltaica del mundo. “Es un gran paso para la humanidad”, ha llegado a resumir el proyecto el príncipe heredero saudí. “Arabia tiene mucho sol, tiene mucho terreno disponible y tiene grandes ingenieros, pero lo más importante es que tiene la mejor y mayor visión”, ha sentenciado el fundador de Softbank.

Arabia da así un paso de gigante en su objetivo de diversificar su economía y reducir su dependencia del petróleo. La magnitud del proyecto fotovoltaico del reino saudí –el mayor exportador de crudo del planeta- supone más que triplicar su actual potencia eléctrica, de unos 77.000 MW (dos tercios de la producción la obtiene quemando gas y el tercio restante con petróleo).

Te puede interesar

Comentar ()