Economía

El Defensor del Pueblo Europeo investiga la resolución de Popular

Investiga a la JUR por el elevado número de reclamaciones por la falta de acceso a documentos relativos a la resolución del banco

logo
El Defensor del Pueblo Europeo investiga la resolución de Popular
La defensora del pueblo europeo, Emily O'Reilly

La defensora del pueblo europeo, Emily O'Reilly EFE

Resumen:

El Defensor del Pueblo Europeo ha abierto una investigación a la Junta Única de Resolución (JUR) por sus actuaciones en la resolución de Popular y venta exprés a Santander por un euro.

Emily O’Really, responsable de este organismo, «ha decidido llevar a cabo una investigación de oficio en vista del elevado número de reclamaciones recibidas sobre la denegación de acceso a documentos relativos a la resolución del Banco Popular por parte de la JUR», según ha adelantado Voz Populi. 

El caso se abrió el pasado viernes 23 de marzo y ante la disconformidad de accionistas y bonistas de Popular, que perdieron toda su inversión cuando el grupo que preside Ana Botín se hizo con Popular en junio de 2017, cuando estaba a punto de colapsar por falta de liquidez.

El bufete Navas & Cusi, despacho especializado en derecho bancario y financiero, fue uno de los que presentaron su queja ante el Defensor del Pueblo europeo por el caso Popular. El escrito critica a la JUR por “apuntar al Popular provocando su caída”. Lo justifica en las declaraciones de la presidenta de la JUR, Elka Köng, el pasado 23 de mayo de 2017 en Bloomberg TV en las que señaló expresamente al Banco Popular.

La investigación que ha anunciado el Defensor del Pueblo de Europa llega después de que el Banco de España emitiese el martes un informe en el que reconoce que hay que revisar los criterios de aplicación de las resoluciones a los bancos. 

Por otro lado, el martes se conoció que un juzgado de Primera Instancia número 11 de Oviedo ha dictado una sentencia en la que anula una compra de acciones del Banco Popular dentro de la ampliación de capital llevada a cabo en 2016, así como tres adquisiciones posteriores.

La resolución judicial, contra la que cabe recurso, condena a la entidad financiera, vendida al Banco de Santander por un euro, anula la compra de 5.000 acciones realizada por el denunciante entre junio y noviembre de 2016 por importe de 5.454 euros y obliga al Popular a devolver esa cantidad más intereses, informa Efe.

Comentar ()