Economía

Carmena, Colau y el Taxi rechazan la ‘tregua’ propuesta por Cabify

logo
Carmena, Colau y el Taxi rechazan la ‘tregua’ propuesta por Cabify
Uno de los coches de Cabify atacados.

Un coche de Cabify, con desperfectos por vandalismo. EP

Resumen:

La mano tendida de Cabify a los Ayuntamientos de Madrid y Barcelona y a sus históricos rivales, el sector del taxi, no ha encontrado respuesta. La plataforma de transportes invitó a las alcaldesas de las dos ciudades, Manuela Carmena y Ada Colau, y a los representantes de los taxistas a una conversación para limar asperezas, pero todos han rechazado asistir.

Cabify colocó unos carteles gigantes en Madrid y Barcelona, instando directamente a las ediles de ambas a mantener una conversación para mejorar el transporte urbano. “Hola Taxi, Hola Manuela. Juntos podemos hacer que la vida en Madrid sea realmente fantástica. ¿Hablamos sobre cómo mejorar nuestra ciudad?”, rezaba el que situaron en la Gran Vía madrileña.

La invitación no estaba solamente cursada a nombre de Manuel Carmena, si no también para el coordinador general de la alcaldía de Madrid, Luis Cueto, y para la responsable del área de movilidad, Inés Sabanés. Todos ellos han declinado asistir a la charla que se celebrará este miércoles a las 11 de la mañana y que se emitirá en streaming.

Tampoco asistirán al evento, tras rechazar acudir a él, la edil de Barcelona, Ada Colau, y el máximo responsable de la dirección general de transportes y movilidad de Barcelona, Pere Padrosa, tal y como han confirmado a El Independiente fuentes de Cabify.

La mano tendida de Cabify a los Ayuntamientos de Madrid y Barcelona y a sus históricos rivales, el sector del taxi, no ha encontrado respuesta. La plataforma de transportes invitó a las alcaldesas de las dos ciudades, Manuela Carmena y Ada Colau, y a los representantes de los taxistas a una conversación para limar asperezas, pero todos han rechazado asistir.

Cabify colocó unos carteles gigantes en Madrid y Barcelona, instando directamente a las ediles de ambas a mantener una conversación para mejorar el transporte urbano. “Hola Taxi, Hola Manuela. Juntos podemos hacer que la vida en Madrid sea realmente fantástica. ¿Hablamos sobre cómo mejorar nuestra ciudad?”, rezaba el que situaron en la Gran Vía madrileña.

La invitación no estaba solamente cursada a nombre de Manuel Carmena, si no también para el coordinador general de la alcaldía de Madrid, Luis Cueto, y para la responsable del área de movilidad, Inés Sabanés. Todos ellos han declinado asistir a la charla que se celebrará este miércoles a las 11 de la mañana y que se emitirá en streaming.

Tampoco asistirán al evento, tras rechazar acudir a él, la edil de Barcelona, Ada Colau, y el máximo responsable de la dirección general de transportes y movilidad de Barcelona, Pere Padrosa, tal y como han confirmado a El Independiente fuentes de Cabify.

“Lamentamos que no acudan los principales representantes de Madrid y Barcelona, ya que creemos que hay espacio para todos y nos gustaría que todas las partes, especialmente aquellos cuyas decisiones impactan en la ciudad, se subieran al cambio”, explican desde la plataforma de transporte. “Nos encantaría contar con ellos”, aseguran.

Sí que asistirán al encuentro con Cabify representantes de Uber, la otra gran plataforma de movilidad que opera en Madrid y Barcelona, así como miembros del Partido Popular y del Partido Socialista en el Ayuntamiento de Madrid. De momento, y tal y como confirman desde la compañía, no ha habido respuesta por parte de Ciudadanos y Podemos.

Negativa del taxi

En Cabify confiaban en que los representantes municipales acudieran a su llamamiento, pero no tenían muchas esperanzas en que el taxi hiciera lo mismo. Fedetaxi, una de las organizaciones de taxistas más grandes de España, ha declinado acudir y en el sector ya se amenaza con nuevas movilizaciones.

En una carta firmada por el presidente de Fedetaxi, Miguel Ángel Leal, la organización rechaza asistir al considerar que “la apuesta por el diálogo constructivo llega tarde a una situación de permanente conflicto que Cabify sigue alimentando”.

“Sustentar su modelo de negocio en el escaso respeto de la norma impedirá, mientras ocurran estas circunstancias, participar en eventos organizados por ustedes, máxime cuando sus objetivos no son del todo transparentes”, reza la carta.

Desde Cabify afirman que “sabemos que el objetivo es ambicioso, pero estamos convencidos de que es el punto de partida necesario para definir las líneas de actuación que deben gobernar la movilidad urbana en los próximos años”, y aseguran que dejan “las puertas abiertas a establecer un diálogo constructivo cuando quieran”.