Economía

Un grupo chino quiere controlar los jamones de Mercadona

Kam Fung Group negocia la compra de una participación mayoritaria en Incarlopsa, valorada en unos 1.000 millones de euros.

logo
Un grupo chino quiere controlar los jamones de Mercadona
Un grupo chino quiere controlar los jamones de Mercadona.

Venta de jamones en un supermercado Mercadona.

Resumen:

El grupo chino Kam Fung Group Company se encuentra en negociaciones para adquirir una participación mayoritaria en el grupo cárnico español Incarlopsa, empresa especializada en jamón serrano y proveedor de Mercadona.

El grupo chino estaría negociando la adquisición de hasta un 95% de la sociedad, propiedad de la familia Loriente Piqueras, valorada en unos 1.000 millones de euros.

La operación propuesta otorgaría a Incarlopsa un valor de empresa —deuda incluida— de unas 16 veces Ebitda frente a la media de la industria en Europa, que ronda las 10 veces.

China vuelve a poner sus ojos en los jamones españoles. El grupo chino Kam Fung Group Company se encuentra en negociaciones para adquirir una participación mayoritaria en el grupo cárnico español Incarlopsa, empresa especializada en la comercialización de jamón serrano y proveedor del grupo de supermercados Mercadona, según informa Reuters.

El grupo chino de capital riesgo estaría negociando la adquisición de hasta un 95% de la sociedad, en una operación que valora la empresa familiar española, propiedad de la familia Loriente Piqueras, en unos 1.000 millones de euros. La familia fundadora podría conservar una participación minoritaria.

Contactado por Reuters, Emilio Loriente, presidente y uno de los fundadores de Incarlopsa, reconoció el interés de inversores extranjeros pero dijo que los accionistas no están buscando activamente la venta de la compañía.

Incarlopsa fue fundada hace 40 años y está centrada en la producción de salchichas, jamón serranos y otros productos derivados del cerdo. El grupo obtuvo un resultado bruto de explotación de 75 millones de euros en 2017 y mantiene una deuda aproximada de 200 millones.

Entre los planes de la compañía española está el incremento en un 75% de su producción durante los próximos cuatro años para exportar parte de la misma a los mercados asiáticos.

La operación propuesta otorgaría a Incarlopsa un valor de empresa —deuda incluida— de unas 16 veces Ebitda frente a la media de la industria en Europa, que ronda las 10 veces.

La empresa española ha reconocido haber recibido distintas muestras de interés de inversores en los últimos tiempos, aunque ha desmentido que se esté planteando actualmente una venta.

La noticia publicada por Reuters surge en un momento en el que los inversores chinos están renovando gradualmente su interés en realizar compras en el extranjero una vez que el Gobierno de Pekín ha empezado a aliviar las restricciones que lleva imponiendo desde finales de 2016, para limitar la fuga de capitales y evitar el excesivo apalancamiento de las compañías del país.

China es el mayor consumidor en el mundo de productos derivados del cerdo y varios inversores del país han comprado o se han interesado en los últimos años por algunos de los principales productores agroalimentarios españoles.

Un grupo inmobiliario

El negocio de Kam Fung se centra principalmente en inversiones inmobiliarias en China, mientras que no se le conocen experiencias previas en la industria de la producción y la distribución de productos cárnicos.

El grupo con sede en Hong Kong habría planteado la posibilidad de formar un consorcio con el gestor de fondos chino, Huarong Asset Management, de propiedad estatal. Sin embargo, el escrutinio al que somete Beijing a las operaciones de sus empresas fuera de China hará que probablemente la gestora nacional no forme parte de la operación.

Esta no es la primera vez que un grupo chino se interesa por Incarlopsa, ya que, según cita Reuters, el conglomerado Fosun International también estuvo, el año pasado, en conversaciones para la compra de una participación relevante en el grupo español. La negociación se frustró por desacuerdos en torno a la valoración y otros términos de la operación.

Presente desde 1992 en la provincia china de Guangdong, Kam Fung tiene activos totales valorados en más de 10.000 millones de yuanes según datos de su página web.

Los dos interesados han estado sondeando a varios bancos para financiar la compra, pero algunas entidades han mostrado sus reticencias porque los ingresos de Incarlopsa dependen mayoritariamente del grupo de supermercados Mercadona.