Economía INFORME DEL SEPBLAC

Caixabank permitió a la mafia china transferir 32 millones tras el aviso del juez

La Audiencia Nacional imputa a la entidad por un presunto delito de blanqueo de capitales por una decena de sus sucursales.

Naves en Cobo Calleja, el mayor polígono de empresarios chinos de Madrid.

Naves en Cobo Calleja, el mayor polígono de empresarios chinos de Madrid. EFE

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno abre procedimiento contra Caixabank, en calidad de investigada, por un presunto delito de blanqueo de capitales para la mafia china en España a través de una decena de sus sucursales, localizadas cerca del Rastro de Madrid y del polígono industrial de Cobo Calleja, en la localidad madrileña de Fuenlabrada.

Las oficinas de Caixabank habrían “favorecido, auxiliado y ocultado fondos” de clientes de nacionalidad china que han sido investigados en operaciones policiales conocidas como Emperador, Chequia, Snake, Juguetes y Pólvora. El magistrado ha citado a la entidad el próximo 26 de abril a las 10.30 para designar abogado y procurador.

El juez Moreno considera que las sucursales investigadas, directivos y empleados actuaron presuntamente “como canales de blanqueo de dichas organizaciones” aun cuando podían sospechar que sus clientes estaban inmersos en actividades ilícitas de fraude del que procedían las ingentes imposiciones en efectivo que realizaban”.

En el marco de una investigación al banco chino ICBC, el grupo de delitos económicos de la Guardia Civil y el Servicio Ejecutivo de Prevención de Blanqueo de Capitales (SEPBLAC) detectaron comportamientos irregulares realizados por las sucursales de Caixabank entre 2011 y 2015.  Las oficinas de la entidad española habrían estado ayudando tanto a personas físicas como a empresas de nacionalidad china a ocultar las ganancias ilícitas obtenidas a través del contrabando de mercancías y del fraude fiscal.

“Caso omiso” a los avisos de los jueces

Entre 2013 y 2015 distintos juzgados de Madrid y la propia Audiencia Nacional, que investigaban los casos Emperador y Snake, entre otros, realizaron requerimientos a las sucursales de Caixabank  para averiguar el patrimonio de los clientes investigados. Las sucursales implicadas “hicieron caso omiso” de los requerimientos y “auxiliaron a los titulares de cuentas en el aprovechamiento de sus ganancias ilícitas, bancarizando el dinero sin indagar su origen, aceptando cualquier papel o justificación que se les presentaba y facilitando su transferencia en importes pequeños que no debían ser comunicados al Banco de España”.

Los requerimientos judiciales “fueron desatendidos por Caixabank que no activó ninguna comunicación o alarma respecto al cliente en cuestión”. Según el informe del SEPBLAC, entre los años 2013 y 2015 fueron un total de 193 los clientes de Caixabank  que fueron objeto de requerimiento judicial por delito de blanqueo Estos casi dos centenares de clientes (76 personas físicas y 117 sociedades limitadas) realizaron transferencias por importe de 99,1 millones de euros  a China y Hong Kong.

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

Además, el juez de la Audiencia Nacional destaca que no se realizaron exámenes especiales tras recibir estos requerimientos judiciales ni tampoco se efectuó comunicación al SEPBLAC, respecto de 165 de esos 193 clientes, que siguieron operando y transfirieron 31,7 millones de euros.

Caixabank niega cualquier participación

La trama de empresas chinas generaba remesas masivas de dinero en efectivo, procedentes de delitos contra la Hacienda Pública y en menor medida contra la propiedad industrial y contrabando, “en cuya bancarización sin riesgos de ser descubiertos, aprovechamiento y ayuda  para transferir sus fondos a China han intervenido entidades bancarias como Caixabank e ICBC Sucursal España”, sostiene el juez en su auto.

Caixabank, por el contrario, niega “cualquier tipo de colaboración o participación en delitos de blanqueo de capitales presuntamente cometidos por ciudadanos de nacionalidad china”, subrayan fuentes de la entidad a El Independiente. “CaixaBank tiene una fuerte y comprometida cultura de cumplimiento normativo, y cumple y ha cumplido en todo momento con la normativa vigente en materia de prevención de blanqueo de capitales”, sentencian.

Sin embargo, el juez subraya la existencia de graves fallos del sistema de control para la prevención del blanqueo de capitales, que eran conocidos por todo el personal directivo de Caixabank, “ y en especial por el que fue su responsable de cumplimiento normativo al tiempo de los hechos”. Es por ello que Ismael Moreno considera procedente incluir a la entidad como persona jurídica

Ismael Moreno considera que Caixabank no implementó las medidas necesarias y adecuadas de prevención, pese a conocer los riesgos en los que incurrió su red de sucursales y cajeros. “Se permitió operar, obviando la diligencia debida, a nacionales de países asiáticos sospechosos de estar implicados en investigaciones por blanqueo y fraude. Igualmente no procedió a la necesaria comunicación al órgano de prevención (SEPBLAC) para atajar la presunta práctica delictiva”. Ese incumplimiento de sus obligaciones para la prevención del blanqueo “fue contumaz y no episódico”.

Comentar ()