Banco Santander reclama normalidad en Cataluña y denuncia la parálisis de la economía de la región por culpa del órdago secesionista: “Cataluña no está avanzando desde las elecciones. Nos gustaría que la incertidumbre se redujese, volver a la normalidad, que la Generalitat ejerciese sus funciones de forma normal como está previsto en el mecanismo institucional que tenemos en España”, ha señalado José Antonio Álvarez, consejero delegado del banco, en el marco de la  presentación de resultados del primer trimestre.

El directivo, que anunció un beneficio de 2.056 millones en los tres primeros meses del año, ha asegurado que la integración de Popular va por buen camino y concluirá, previsiblemente, en septiembre.

Ha destacado que “tras la estabilización de Popular, nos estamos focalizando en pymes y negocios, su fortaleza principal”. Álvarez indica que Popular “lo está haciendo bien”, aunque “en el negocio institucional y mayorista, se están centrando en reducir el coste de los depósitos, ya que en algunos casos está pagando demasiado” porque “Popular en la última época sobrepagaba por los depósitos”.

Al respecto de la reciente batalla entre la banca por la captación de crédito, el ejecutivo ha reconocido que los comerciales de sus oficinas han detectado la agresividad de los competidores. “Se me quejan en la red española de que hay una competencia alta, pero de momento es anecdótica. Queremos conceder más crédito siempre que las condiciones sean justas. Peor no queremos crecer en balance si esto daña la rentabilidad”, ha asegurado.

Descarta burbuja de crédito

Pese a la renovada alegría en la concesión de préstamos, Álvarez ha descartado de plano el riesgo de burbuja de crédito en España, ya que el país sigue desapalancándose. “Este año esperamos que crezca el crédito, algo que cuesta más en el segmento hipotecario. Ya se ven alzas en consumo”, ha añadido.

El directivo ha rechazado que en Santander se realicen horas extra sin remunerar, tal como el lunes denunció UGT. “Estamos flexibilizando lo más posible la forma de trabajar y la conciliación. Además, en el esquema de incentivos se valora el ambiente y me sorprendería que estemos presionando para hacer horas extra”.

Pese a que la cifra de beneficios del primer trimestre batió ligeramente las expectativas del mercado, la acción de Santander registra una caída del 3% en la sesión que el directivo ha atribuido a “factores técnicos” y no a la cuenta de resultados en sí.