Recta final para sacar adelante la última gran operación urbanística en Madrid capital a tan solo 15 minutos del centro histórico: el plan de viviendas en las cocheras del Metro de Cuatro Caminos, un proyecto que cuenta con oposición dentro de la coalición que gobierna el ayuntamiento, Ahora Madrid. El consistorio madrileño ha dado un acelerón al asunto y espera aprobar el Plan Parcial para la Reforma Interior de las Cocheras a finales de mayo.

El Ayuntamiento de Madrid ya ha dado de hecho el paso previo para dicha aprobación: ha enviado a los promotores -cooperativistas que adquirieron las antiguas cocheras en noviembre de 2014- un «requerimiento de subsanación y mejora de la solicitud del plan parcial de reforma interior del área de planeamiento remitido Metro de Cuatro Caminos – Distrito Chamberí«, según ha confirmado El Independiente.

Del tira y afloja se ha pasado al entendimiento entre cooperativistas y Ahora Madrid

El proceso de urbanización de las cocheras del Metro de Madrid ha sido tortuoso durante la presente legislatura y, al igual que la Operación Chamartín, tiene un final feliz para los promotores: hace casi dos años, en mayo de 2016, Ahora Madrid desestimó la propuesta de la Cooperativa Residencial Metropolitan -que compró los terrenos- para edificar las cocheras. Los cooperativistas presentaron dos reformas más a continuación, y finalmente a finales de junio de 2017 se aprobó en Pleno municipal el plan urbanístico para construir 443 viviendas. La Comunidad de Madrid criticó que la modificación aprobada solo modificó el plan original 300 metros, «menos del 1%», como declaró el pasado verano el consejero Pedro Rollán.

Del tira y afloja entre la parte privada y el área de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS, Urbanismo) se ha pasado al entendimiento casi total. «La tramitación del expediente del plan parcial de cocheras está ya muy adelantada», celebran fuentes promotoras. «Los requerimientos que ha enviado el ayuntamiento siguen una lenta pero muy exhaustiva y rigurosa tramitación del expediente del plan parcial por parte de los técnicos municipales».

El Ayuntamiento solicita ampliar la documentación antes del trámite definitivo

El requerimiento fue enviado a finales de marzo y viene a solicitar pequeños ajustes técnicos, así como ampliar la documentación e información entregadas por Metropolitan en su día. «Nada relevante de fondo, pero con una pulcritud inusitada en las formas y la convicción de que es el paso necesario antes del plan parcial», indican en la parte privada. Los cooperativistas han abonado ya 57 millones, y les queda por pagar en especies otros 31. Este último desembolso supone la construcción de las nuevas cocheras del Metro de Madrid.

El proyecto tiene una edificabilidad residencial de 58.500 metros cuadrados: de ellos, 4.000 serán de uso terciario. Igualmente en la reforma habrá 27.560 metros cuadrados destinados a «redes públicas», y de esa cantidad 16.000 metros cuadrados «serán destinados a zonas verdes básicas de uso público». Se concibe igualmente el soterramiento de las cocheras.

La parte radical de Ahora Madrid se opone por la antigüedad de las cocheras

Son las cocheras más antiguas de España, cuya construcción se inició hace exactamente 100 años, en 1918. La primera línea del Metro de Madrid conectaba Sol con Cuatro Caminos, cuando esta zona marcaba los límites de Madrid con el barrio de Tetuán de las Victorias (hoy distrito de Tetuán), dentro de la antigua villa de Chamartín de la Rosa, anexionada por el término municipal capitalino desde 1948.

Precisamente por la antigüedad de las cocheras, la asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio se opone al proyecto de viviendas. «Actualmente siguen en uso como cocheras, tras 95 años de servicio ininterrumpido. Conserva la estructura original y se encuentra en buen estado, aunque ofrece un aspecto de abandono por falta de mantenimiento en los últimos años», reza la web de la asociación, que desde 2014 reclama la declaración de Bien de Interés Cultural para las cocheras y su entorno.

Urbanismo ha sacado adelante la Quinta Torre, Bernabéu, Operación Chamartín y Paseo de la Dirección

El área de Desarrollo Urbano Sostenible no ha respondido a este medio. El impulso a la reforma de las cocheras de Cuatro Caminos es el enésimo proyecto que el equipo de Manuela Carmena consigue aprobar, tras la Operación Chamartín, el Paseo de la Dirección, la Quinta Torre de la Castellana o la reforma del Estadio Santiago Bernabéu. Todas estas operaciones estaban judicializadas cuando la izquierda llegó al poder local. Todas excepto la de las cocheras que el ayuntamiento ultima. Ya solo queda por desatascar la Operación Mahou-Calderón, en su recta final.