El consejero delegado de Sabadell, Jaime Guardiola, reconoce “agresividad” en la concesión de préstamos hipotecarios por parte de sus competidores, pero asegura que no se está volviendo a prácticas del pasado y que el sector “no va a perder la noción del riesgo”.

Durante la presentación de resultados del primer trimestre, el directivo ha señalado que “puede que sí esté habiendo más agresividad en precios y niveles de concesión de mayor importe sobre el precio de tasación (Loan To Value)”, pero descarta entrar en esa guerra. “Nos defendemos, pero estamos tratando de mantener los márgenes razonables en un negocio que por sí tiene márgenes muy pequeños en España en comparación con otros países como Reino Unido”, ha asegurado.

La producción de hipotecas crece más de un 13% interanual, pero está muy lejos de los ratio previos a la crisis

En esta línea, añade que “en términos de calidad de la concesión del crédito, Sabadell no ha relajado nada [sus criterios]”, que están “en línea con los aplicados los últimos años”.

Pese al renovado dinamismo que muestra el sector hipotecario, Guardiola ha recordado que “en España, la producción de todas las hipotecas de este año no alcanzan el 30% de las que se realizaban antes de la crisis”. En caso de Sabadell, apunta, la cifra está en 25%.

“Estamos lejos de esos ratio de producción, aunque hay margen de mejora. No vamos a perder la noción del riesgo. El negocio hipotecario español es muy sano y, al haberse recuperado precios, los niveles de LTV son buenos y los niveles de morosidad se han reconducido”, ha señalado.

El directivo ha detallado que el crecimiento en producción de hipotecas alcanza el 13,4% interanual con un rendimiento medio del 1,6% y para nuevos créditos, superior al 1,9%.

Manifiesta su preocupación por la economía de Reino Unido, que este año pesará en sus resultados la mitad que en 2017

Sobre los problemas técnicos que la filial británica del banco, TSB, ha sufrido desde el fin de semana, Guardiola ha descartado que provoquen pérdida de clientes y multas de los reguladores, tal como señalaba la prensa de Reino Unido.

“Es prematuro hacer evaluaciones sobre las consecuencias. Centramos nuestro esfuerzo en recuperar la normalidad en los accesos online. La afectación a clientes nos preocupa porque estamos obsesionados con la calidad del servicio, pero creemos que es controlable”, ha señalado el número dos del banco.

Sí ha reconocido su preocupación por la evolución de la economía en Reino Unido, un mercado que representará en torno el 10% de su cuenta de resultados en 1018, frente al 20% del año pasado.

Reconoce que venderá su filial inmobiliaria Solvia en cuanto surja una oportunidad que genere valor

“Reino Unido está creciendo por debajo de las expectativas y de su potencial, aunque no se ha producido un shock por el Brexit.  Por eso hemos tomado medias, saneado más por si eso afecta”, ha explicado.

Por otro lado, Guardiola ha manifestado su intención de vender su sociedad inmobiliaria Solvia, que gestiona activos del banco y de terceros, como Sareb.

“Solvia es un claro  líder en el mercado y nosotros no tenemos vocación en el sector. En cuanto convenga y haya oportunidad de crear valor”, ha indicado en alusión a una futura venta.

Beneficio al alza

Sabadell cerró el primer trimestre con un beneficio neto de 259,3 millones de euros, un 32,8% más que el año pasado. El margen de intereses creció un 2,8% interanual hasta los 911,5 millones. El margen de clientes se sitúa en el 2,8% y los resultados de las operaciones financieras ascienden a 222,5 millones.

La entidad ha destacado que los volúmenes de crédito vivo crecen un 3,6% interanual y 0,4% en el trimestre, impulsado por el buen comportamiento de las pymes y por la nueva producción de hipotecas. El total de recursos de clientes aumentan un 4,9% con fuertes incrementos en cuentas a la vista y fondos de inversión.

Los recursos de clientes en balance aumentan un 3% interanual y un 0,5% trimestral, impulsados por el crecimiento de las cuentas vista. Los recursos fuera de balance crecen un 10,8% interanual y un 2,3% en el trimestre, principalmente por los fondos de inversión y los seguros comercializados. Destaca la entrada neta de fondos de inversión con un incremento interanual del 17,4%.

Los saldos de cuentas a la vista ascienden a 101.794 millones de euros (70.792 millones de euros sin considerar TSB) lo que representa un incremento del 9,2% interanual y un incremento trimestral del 3,9%.

Los activos totales del grupo ascienden a 219.009 millones de euros, lo que representa un aumento a perímetro constante del 4,5%.

Las dotaciones para insolvencias y otros deterioros totalizan 244,8 millones, lo que supone un coste de riesgo de 64 puntos básicos.

La ratio de morosidad sigue reduciéndose hasta el 5,14% desde el 5,32% del pasado trimestre. La cobertura de activos problemáticos se sitúa en un 55,2%, con una cobertura de dudosos del 56,6% y una cobertura de los activos adjudicados del 53,7%. Los activos problemáticos disminuyen en 3.189 millones en los últimos 12 meses, y 251 millones en el trimestre.

La posición de capital Tier 1 (CET 1) fully loaded alcanza el 12%, aplicando la nueva normativa IFRS9, lo que les sitúa a la cabeza del sector, según ha explicado Jaime Guardiola, consejero delegado del grupo.

Los gastos de explotación suben un 12% hasta 752,9 millones, de los que 77,0 millones corresponden a conceptos no recurrentes como la migración tecnológica de TSB. Excluyendo los costes no recurrentes, los gastos aumentan un 1,5% en el trimestre, debido al aumento de los gastos del negocio de México y a la estacionalidad en los gastos de personal.