BBVA registró un beneficio neto de 1.340 millones de euros en el primer trimestre de 2018, un 11,8 % más que un año antes, gracias a la buena evolución de los ingresos recurrentes, la moderación de los gastos y los menores saneamientos y provisiones.

En un hecho relevante remitido hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), BBVA ha destacado que el beneficio obtenido entre enero y marzo «es el mayor resultado trimestral de los últimos tres años», y que en términos interanuales, creció en todas las áreas geográficas en las que opera el grupo, informa Europa Press.

Según las cuentas de BBVA, México sigue siendo el área donde el banco gana más dinero, 571 millones de euros, el 12,5 % más, en tanto que en España -combinación de la Actividad Bancaria y Non Core Real Estate- el resultado ascendió a 410 millones, un 54,2 % superior.

Este resultado es fruto de restar los 437 millones obtenidos con la actividad bancaria, menos los 27 millones que perdió el área inmobiliaria (Non Core Real Estate).

Actividad inmobiliaria

BBVA ha destacado que el área inmobiliaria registró una significativa reducción de las pérdidas, 27 millones, frente a los 106 millones de un año antes. La contribución de España al resultado atribuido del grupo alcanzó el 25,1 %, la mayor desde 2011.

Respecto al resto de áreas geográficas, BBVA ganó 195 millones en EEUU, 201 millones en Turquía, y otros 210 millones en América del Sur.

BBVA ha explicado que la información del balance y la actividad de la entidad recoge las nuevas categorías de la Norma internacional de Información Financiera (NIIF 9) que entró en vigor el 1 de enero de 2018.

Según dichas cuentas, en el primer trimestre, los préstamos y anticipos a la clientela brutos descendieron el 11,6 %, hasta los 381.683 millones, en tanto que los depósitos a la clientela se redujeron el 9,6 %, hasta los 360.213 millones.

En el primer trimestre, la tasa de morosidad de BBVA descendió hasta el 4,4 %, frente al 4,9 % de marzo de 2017.

La cobertura para insolvencias alcanzó el 73 % de la cartera, según BBVA, que ha explicado que en cuanto a la solvencia, el ratio de capital de máxima calidad CET 1 «fully loaded», contando con todos los requisitos de Basilea II -que incluye las operaciones corporativas anunciadas de BBVA Chile y el acuerdo de venta de activos inmobiliarios a Cerberus, pendientes de cerrar este año-, se situó en el 11,47 % a finales de marzo.

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta, el de intereses -que mide los ingresos- se situó en 4.288 millones, el 0,8 % menos, mientras que las comisiones crecieron un 1,1 %, hasta los 1.236 millones.

La suma de ambas partidas -los ingresos recurrentes, es decir, los típicos del negocio bancario- ascendió a 5.524 millones, el 0,4 % menos.

Por último, BBVA ha explicado que el proceso de transformación que lleva a cabo está impulsando las ventas digitales de manera exponencial, al tiempo que mejora la eficiencia.

A cierre de marzo, BBVA tenía 24 millones de clientes que se relacionan con el banco por canales digitales (un 25 % más que un año antes). De estos, los clientes que interactúan a través del móvil suman 19,3 millones, lo que supone un 43 % más.

El grupo tiene como objetivo que, en 2018, el 50 % de los clientes sean digitales, y en 2019 el 50 % sean usuarios móviles.