El secretario general de UGT, José María Álvarez, ha atribuido este lunes a los “intereses de algunos” la polémica por la participación del sindicato en la manifestación en Barcelona sobre los presos del proceso soberanista.

En una entrevista en Antena3 recogida por Europa Press, ha reconocido errores de comunicación en esta cuestión, aunque ha incidido en que “ha habido un interés por parte de algunos de trasladar mensajes que no son los del sindicato”.

Por otra parte, Álvarez ha ironizado con la baja del sindicato del líder de Ciudadanos, Albert Rivera: “Muchos no han seguido los pasos de Rivera porque no tenemos ningún afiliado que se haya dado de baja enviando una carta con membrete de su partido político”.

A pesar de ello, el dirigente sindical ha explicado que la participación en la manifestación “ha generado tensión” en UGT y ha habido gente que se ha dado de baja del sindicato, aunque lo ha definido como “nada significativo”, a pesar de que se ha mostrado “preocupado porque no es cuestión de la agrupación que ningún afiliado se sienta mal por razones ideológicas”.

“No fue un error”

Para Álvarez, la participación de UGT en la manifestación “no fue un error” porque considera que la situación que se está viviendo en Cataluña “hay que ponerle remedio y eso quiere decir, exigir a los independentistas que constituyan un Gobierno que saque a España de esta situación”.

“Nosotros en Cataluña somos un sindicato transversal donde viven personas que quieren una Cataluña de una manera y de otra. Eso es muy positivo para poder encontrar una solución”, ha sentenciado.