Economía | Transporte

La Fiscalía investiga si Adif prevaricó en las obras de los accesos del AVE a Murcia

logo
La Fiscalía investiga si Adif prevaricó en las obras de los accesos del AVE a Murcia
Vecinos de la Plataforma por el Soterramiento del AVE en Murcia, ante la visita de Rajoy

Vecinos de la Plataforma por el Soterramiento del AVE en Murcia, ante la visita de Rajoy

Resumen:

La Fiscalía de la Comunidad Autónoma de Murcia ha decidido incoar las diligencias de investigación de una denuncia por prevaricación administrativa contra, entre otros, Adif por las obras de la llegada del AVE a Murcia.

El denunciante, un vecino de los barrios afectados por las obras -que implican la llegada del AVE por vía provisional y la instalación de un muro que aísla el sur de la ciudad-, acusa a Adif y a su presidente, Juan Bravo, así como la adjudicataria Aldesa de incumplir la Ley de Contratos del Sector Público.

El denunciante pide a la Fiscalía “el cese o interrupción o la paralización de las obras y actuaciones urbanísticas del AVE en su paso por el término municipal de Murcia” así como suspender las actividades de la contratista Aldesa.

El proceso está siendo tortuoso: la Audiencia Nacional admitió el pasado 16 de abril el recurso de una vecina contra las mismas obras por los daños y ruidos ocasionados.

La denuncia, que se adentra en el terreno penal, se basa en dos hechos administrativos: primero, una modificación del contrato original de 2015 aprobada el 19 de mayo de 2017 para la que, según la querella, “no se ha seguido el correspondiente procedimiento”.

El segundo trámite denunciado son las “obras complementarias” aprobadas por Adif el pasado 12 de septiembre de 2017, para las que el presidente de Adif decide “no seguir el cauce procedimental oportuno para la licitación y adjudicación de un nuevo contrato de obras”.

 

La Fiscalía de la Comunidad Autónoma de Murcia ha decidido incoar las diligencias de investigación de una denuncia por prevaricación administrativa contra, entre otros, Adif por las obras de la llegada del AVE a Murcia, que prevé soterrar alrededor de cinco kilómetros en la entrada de la ciudad. El denunciante, un vecino de los barrios afectados por las obras -que implican la llegada del AVE por vía provisional y la instalación de un muro que aísla el sur de la ciudad-, acusa a Adif y a su presidente, Juan Bravo, así como la adjudicataria Aldesa de incumplir la Ley de Contratos del Sector Público.

El proceso, que critica que la empresa pública se saltó la ley para llevar el AVE a tiempo, añade un nuevo obstáculo en un proceso que está siendo tortuoso: la Audiencia Nacional admitió el pasado 16 de abril el recurso de una vecina contra las mismas obras por los daños y ruidos ocasionados.

El AVE en 2019 se complica

El PP de Murcia quiere llevar el AVE a la capital murciana antes de las elecciones municipales (algo que cada vez es más difícil) y después soterrar las vías, lo que obliga a instalar un muro que divide la ciudad; la Plataforma Pro Soterramiento por su parte, que lleva 30 años movilizándose, quiere que se soterre primero y mientras duren las obras el AVE se quede en la localidad vecina de Beniel, para que los trabajos no afecten a los vecinos del sur y no se acoplen las pantallas de metacrilato.

La denuncia, que se adentra en el terreno penal, se basa en dos hechos administrativos: primero, una modificación del contrato original de 2015 aprobada el 19 de mayo de 2017, hace un año, mediante una resolución del secretario de Estado Julio Gómez-Pomar. La ley de contratos establece que una modificación puntual “no puede alterar las condiciones esenciales de licitación y adjudicación”. Pero el escrito que ha estimado el fiscal de Murcia dice que sí los hubo, como por ejemplo “ampliar la distancia del tramo de soterramiento del AVE”, modificar “la solución estructural del proyecto” o ejecutar “el desvío en vía única” cuando éste estaba previsto en doble vía.

“Las modificaciones complementarias”, apunta la denuncia, “constituyen claramente una nueva adjudicación para la que no se ha seguido el correspondiente procedimiento”.

“Cese o interrupción de las obras”

El segundo trámite denunciado son las “obras complementarias” aprobadas por Adif el pasado 12 de septiembre de 2017, en las que se decide cambiar la ventilación natural del proyecto y se instala una pasarela peatonal provisional para permitir el paso -caminando- a los vecinos de uno y otro lado. Hasta ahora los vecinos cruzaban a través de pasos a nivel, cuyo cierre es exigido por la Plataforma desde hace décadas.

La denuncia dice que los trabajos complementarios suscritos en septiembre pasado emanan precisamente de las modificaciones aprobadas cuatro meses antes, en mayo. El presidente de Adif, relata el escrito, “decidió arbitrariamente resolver contraviniendo dichas limitaciones con la finalidad de no seguir el cauce procedimental oportuno para la licitación y adjudicación de un nuevo contrato de obras”.

El denunciante pide a la Fiscalía “el cese o interrupción o la paralización de las obras y actuaciones urbanísticas del AVE en su paso por el término municipal de Murcia” así como suspender las actividades de la contratista Aldesa.