Una fuga de gas en el centro de Madrid, al parecer durante la ejecución de las obras de la denominada Operación Canalejas -un área pegada a la Puerta del Sol que se convertirá en pisos de lujo-, ha causado decenas de evacuados de los edificios contiguos, principalmente trabajadores de oficinas. También turistas.

El servicio de Emergencias ha confirmado la existencia del escape, «al parecer provocado durante la construcción de un aparcamiento subterráneo». La policía y los bomberos han acudido a la zona y han agilizado la evacuación de los edificios. «Nos han llevado a un restaurante a todos los de mi oficina», relata un empleado a El Independiente.

Entre Alcalá y Sol

El punto afectado está entre la calle de Alcalá y la de Virgen de los Peligros, pero la evacuación alcanza los aledaños de la Puerta del Sol. Por esta zona está la boca de Metro de la estación de Sevilla, pero portavoces del Metro de Madrid aseguran que el suburbano no tiene nada que ver con la fuga.

OHL, el grupo de Juan Miguel Villar Mir, es el encargado de las obras, que dejarán un mini-barrio de lujo en pleno centro de la capital de España: no por nada, las 22 viviendas que se construirán tendrán un precio cercano a 90 millones. Y OHL ya ha colocado la mitad de las viviendas, como un ático de 500 metros por más de nueve millones de euros.