“En el siglo XX y lo que llevamos del XXI se han producido grandes avances en el conocimiento científico-técnico. Sin embargo, y a pesar de todos estos avances, persiste la pobreza, el hambre y la insatisfacción de los derechos.

Por otro lado, en el último siglo, los mayores avances en el conocimiento científico-técnico han sido acompañados de aberraciones hacia los seres humanos, lo que ha servido para demostrar que progreso científico-técnico y progreso moral no van necesariamente de la mano.

La necesidad de una regulación jurídica de las tecnologías emergentes es evidente, si bien no existe una posición unánime de cómo debe ser. Es necesario que se realice una reflexión seria y rigurosa que nos proporcione pautas desde las que resolver los problemas que acompañan al desarrollo de estas tecnologías”.

A pesar de todos estos avances en el conocimiento, persiste la pobreza, el hambre y la insatisfacción de los derechos

Así se presenta DERTECNIA, la unidad académica interdisciplinar compuesta por investigadores/as de la Universidad Carlos III de Madrid, que tiene como principal objetivo analizar los retos que las nuevas tecnologías plantean a los derechos humanos, y proponer medidas y soluciones que consigan que el progreso científico-tecnológico no se distancie de los valores humanos.

No es casualidad que en la clasificación realizada por la Fundación CyD, presentada recientemente, apareciera la Universidad Carlos III de Madrid en los primeros puestos, en particular en lo que se refiere a investigación y transferencia del conocimiento (su capacidad para transmitir sus conclusiones a la sociedad y empresas). Y es que, no hay más que echar un vistazo a los miembros que componen esta unidad académica, para hacernos una idea del talento que ahí se concentra, en aras a un objetivo común: Que la evolución disparada de esta sociedad, gracias a la tecnología, no pierda el norte. Que la ciencia vaya de la mano de la ética.

El objetivo es que la evolución disparada de esta sociedad, gracias a la tecnología, no pierda el norte

Así, nos encontramos pesos pesados tales como Rafael de Asís, Catedrático de Filosofía del Derecho, miembro del prestigioso Instituto de Derechos Humanos Bartolomé de las Casas e impulsor de esta magnífica iniciativa que reúne a expertos de áreas a priori tan dispares como Derecho, Ingeniería, Empresa, Sociología y Humanidades. Expertos como MigleLaukyte, investigadora Conex-Marie Curie, volcada en el estudio de la situación jurídica de la Inteligencia Artificial y que se encargó del primer Seminario público de DERTECNIA, sobre los “Derechos Humanos en la era de Internet”. O ingenieros como Ángel García Crespo, experto también en Inteligencia Artificial, desde el punto de vista técnico. Y un largo etcétera de cabezas pensantes con puntos de vista diversos, que, precisamente por ello, dan a este proyecto incipiente una proyección brutal.

Y es que, el tema no es para menos. Desde la unidad se están ya diseñando los primeros proyectos, algunos de ellos generales y destinados al análisis de la incidencia de las nuevas tecnologías en ciertos grupos vulnerables, y otros más concretos, que implican aplicar la inteligencia artificial al ámbito de la seguridad en el hogar, a la participación política o a la resolución de problemas jurídicos en campos en los que se ha producido un cambio normativo importante.

¿Qué hay más urgente que crear las bases para que el progreso no suponga un menoscabo en nuestros derechos fundamentales?

A pesar de la falta de presupuesto y de la sobrecarga de trabajo de todos los investigadores, el objetivo fijado supone un alto grado de conocimiento e implicación porque ¿Qué hay más urgente para esta sociedad que crear las bases para que el progreso no suponga un menoscabo en nuestros derechos fundamentales? ¿A caso no es evidente que este progreso, mal llevado, puede suponer insalvables desigualdades?
La primera Conferencia Anual de DERTECNIA, en la que se debatirán numerosos temas bajo el título “Nuevos Desafíos del Cambio Tecnológico”, será el próximo 23 de Mayo. Una ocasión única para ver a este grupo en acción.

Maite Sanz de Galdeano es abogada especializada en Derecho Digital y nuevas tecnologías en Welaw.