La demanda de vivienda en alquiler ha caído el 36 % en un año debido, principalmente, a que los jóvenes de entre 18 y 34 años están accediendo menos al mercado por la «fuerte» subida de precios, según un estudio del portal inmobiliario Fotocasa.

Así, entre las personas de entre 18 y 24 años, la demanda de alquiler ha pasado del 29 % en 2017 al 15 % en 2018, mientras que entre los jóvenes de entre 25 y 34 años ha caído del 28 % al 19 %, según el informe, elaborado a partir de una encuesta a 5.042 personas de entre 18 y 75 años.

«Puede llegar un momento en el que los alquileres toquen techo porque la demanda no es capaz de asumir esos precios», ha advertido hoy la directora de Estudios y Asuntos Públicos de Fotocasa, Beatriz Toribio, durante la presentación del informe.

En paralelo, según la fuente, gana fuerza la opción de compra frente al alquiler, sobre todo en el segmento de 25 a 34 años (en 2018, el 16 % compró o buscó casa para comprar, frente al 9 % en 2017), informa Efe. El estudio revela que el 9% de los españoles buscó una vivienda en alquiler o la arrendó en 2018, frente al 14% que lo hizo en 2017.

Evolución de la oferta

En cuanto a la oferta, el 6% de los encuestados puso en alquiler un inmueble de su propiedad en 2018, un punto más que un año antes (5%), según el estudio, que compara datos a marzo de 2017 con datos a abril de 2018.

En cuanto al mercado de la compraventa, Toribio ha señalado que la oferta y la demanda se mantienen en niveles similares a los del año pasado, si bien la tendencia es ligeramente descendente, por lo que la recuperación del mercado de la vivienda será «lenta y moderada».

Según el informe, el 51 % de los españoles mayores de 18 años tiene una vivienda en propiedad y el 15 % dispone de dos o más.

El 75 % de los inmuebles en manos de particulares son la residencia habitual del propietario, el 12 % se destinan a segunda vivienda, el 9 % al alquiler y el 4 % se mantienen vacíos.

El 7 % de los particulares que no han buscado ni comprado una vivienda en el último año prevé hacerlo dentro de dos, el 11 % en los próximos tres, el 18 % de aquí a cinco años y el 49 % no se lo plantea ni a medio ni a largo plazo.

Por otro lado, el 54 % de los encuestados afirma que el precio de los alquileres está tan alto que es más rentable comprar una vivienda y el 36 % piensa que puede aproximarse una nueva burbuja inmobiliaria