Economía | Empresas

Ryanair eleva un 10% el beneficio y gana 1.450 millones pese a las cancelaciones masivas

El gigante del bajo coste prevé una caída del beneficio para este año fiscal, hasta entre 1.250 millones y los 1.350 millones, por la subidas de sueldo, la ampliación de plantilla y los costes del combustible.

logo
Ryanair eleva un 10% el beneficio y gana 1.450 millones pese a las cancelaciones masivas
Un avión de Ryanair.

Un avión de Ryanair.

Resumen:

Ryanair sigue mostrando músculo. La aerolínea irlandesa de bajo coste obtuvo un beneficio neto de 1.450 millones de euros en su último año fiscal, hasta el pasado 31 de marzo, el 10 % más que en el ejercicio anterior, a pesar de la crisis operativa que le ha obligado a cancelar 20.000 vuelos en la segunda mitad del ejercicio. La radicada aerolínea en Dublín también indicó que sus ingresos subieron el 8 %, hasta los 7.151 millones de euros, gracias, entre otros factores, al aumento del 9 % en su tráfico de pasajeros, que superó los 130 millones anuales. Ryanair destacó que su tarifa aérea media cayó un 3 %, hasta los 39,40 euros, e "impulsó" el crecimiento del tráfico en un año difícil para la aerolínea Sus pronósticos para 2019, apuntó O'Leary, se caracterizan por la "cautela" y cierto "pesimismo", pues prevé un aumento del 9 % de los costes por unidad provocados por el encarecimiento del combustible y la subida de los salarios, si bien el tráfico de pasajeros podría crecer el 7 %, hasta los 139 millones. Sus beneficios podría situarse entre 1.250 y 1.350 millones de euros, siempre y cuando no ocurran "eventos de seguridad imprevistos" y el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), el Brexit, no tenga "un desarrollo negati

Ryanair sigue mostrando músculo. La aerolínea irlandesa de bajo coste obtuvo un beneficio neto de 1.450 millones de euros en su último año fiscal, hasta el pasado 31 de marzo, el 10 % más que en el ejercicio anterior, a pesar de la crisis operativa que le ha obligado a cancelar 20.000 vuelos en la segunda mitad del ejercicio.

La radicada aerolínea en Dublín también indicó que sus ingresos subieron el 8 %, hasta los 7.151 millones de euros, gracias, entre otros factores, al aumento del 9 % en su tráfico de pasajeros, que superó los 130 millones anuales.

Ryanair destacó que su tarifa aérea media cayó un 3 %, hasta los 39,40 euros, e «impulsó» el crecimiento del tráfico en un año difícil para la aerolínea, después de cancelar más de 20.000 vuelos como consecuencia de un error en la distribución de las vacaciones de los pilotos y la huida de comandantes a otras aerolíneas, una irregularidad «de la que nos recuperamos pronto».

Su consejero delegado, Michael O’Leary, explicó que, además del problema del calendario de vacaciones y la merma de la plantilla, la aerolínea ha operado en un contexto marcado por el encarecimiento del combustible y por «un exceso de la capacidad en Europa», lo que ha «debilitado» el precio de los billetes.

Durante el pasado año fiscal, prosiguió, su flota de aviones aumentó hasta los 430, después de incorporar 50 nuevos aparatos Boeing 737, al tiempo que «creamos 1.500 nuevos puestos de trabajo».  Asimismo, O’Leary recordó que la empresa ha firmado «cinco nuevos acuerdos salariales» con «la mayoría de nuestros pilotos y personal de cabina», después de que el pasado diciembre decidiese reconocer, por primera vez en su historia, a los sindicatos independientes de sus trabajadores.

Sus pronósticos para 2019, apuntó O’Leary, se caracterizan por la «cautela» y cierto «pesimismo», pues prevé un aumento del 9 % de los costes por unidad provocados por el encarecimiento del combustible y la subida de los salarios (los costes laborables crecerán en 200 millones, la mitad para mejorar las condiciones y la otra mitad para ampliar plantilla), si bien el tráfico de pasajeros podría crecer el 7 %, hasta los 139 millones.

En este sentido, sus beneficios podría situarse entre 1.250 y 1.350 millones de euros, siempre y cuando no ocurran «eventos de seguridad imprevistos» y el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), el Brexit, no tenga «un desarrollo negativo».

Comentar ()