Ahorro Corporación, el antiguo brazo inversor de las extintas cajas de ahorro, empieza resurgir, tras varios años de ajustes y un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) que forzó la salida de cerca de la mitad de la plantilla.

Ha comenzado a reforzar su equipo para impulsar su bróker y la actividad de banca de inversión, poniendo el foco en la intermediación y operaciones del mercado primario, como colocaciones, salidas a Bolsa, ampliaciones de capital y emisiones de deuda. Acaba de incorporar a Juan Pérez y Enrique Aparicio, ambos procedentes de Intermoney, para prestar servicio a clientes nacionales, así como a Nick Smith, hasta ahora en Jaran Capital, para atraer a clientes internacionales, junto a Nick Henderson.

Nick Smith, Juan Pérez y Enrique Aparicio impulsarán las ventas de acciones entre clientes institucionales

Ahorro Corporación Financiera, tras dar salida a todas las cajas de de ahorro de su capital, no pertenece a ningún grupo bancario. Los accionistas de la sociedad son el banco de inversión británico StormHarbour, que dispone del 40% del capital, y la sociedad Atitlán, que cuenta con otro 40%. El consejero delegado, Gonzalo Chocano, controla el 20% restante.

Fuentes de la firma aseguran que «el principal objetivo de Ahorro Corporación es prestar servicio de intermediación entre los 1.200 inversores extranjeros con los que tiene contacto StormHarbour y que ya habrían mostrado interés en invertir en las pequeñas y medianas empresas en España. La firma canaliza financiación hacia el tejido industrial español, hacia empresas exportadoras y comprometidas con la economía en esta fase de crecimiento».

Ahorro Corporación ha puesto el foco en los clientes institucionales y ha descartado el negocio de particulares. De hecho, el año pasado vendió la plataforma de retail ahorro.com a Rentamarkets, firma de Emilio Botín O´Shea, hijo del difunto presidente de Santander, tal como adelantó El Independiente.

Cambio de propiedad

A finales de 2016, el banco de inversión StormHarbour acordó la compra de la sociedad de valores Ahorro Corporación Financiera por algo más de 30 millones de euros, para relanzar la compañía y hacerla viable. Esta operación fue la culminación de un proceso de desinversiones de un grupo que fue uno de los gigantes financieros del país, hasta que las cajas comenzaron a desaparecer, integradas en grupos bancarios.

Hasta la llegada de StormHarbour, Ahorro estaba participado por BBVA, Abanca, Sabadell, CaixaBank, Bankia, Cecabank, Unicaja, Ibercaja, Kutxabank, Liberbank, BMN, Pollensa y Ontinyent.

Antes de la venta de la sociedad de valores, Ahorro Corporación vendió la gestora de fondos de inversión a Imantia Capital; la gestión de fondos de infraestructuras a GED Capital; la gestora de fondos de capital riesgo a Gala Capital, y la sede de Castellana 89 en Madrid a Corporación Financiera Alba.