Economía | Empresas

Vodafone y Orange negocian con Telefónica para comprarle el fútbol e incluirlo en su TV

Primeros contactos entre las telecos para compartir los derechos de emisión. Vodafone y Orange reclaman que se vigilen posibles prácticas anticompetitivas en la gestión del fútbol.

logo
Vodafone y Orange negocian con Telefónica para comprarle el fútbol e incluirlo en su TV
Antoine Griezmann.

Antoine Griezmann. EFE

Resumen:

Telefónica tiene en su poder todos los derechos del fútbol. Se impuso en la subasta para emitir los partidos de Liga, quedándose con los lotes más deseados de la puja (el Partidazo y otros ocho encuentros más por jornada) por 2.940 millones de euros por tres temporadas. Y también pactó con Mediapro la recompra de los derechos de la Champions League por otras tres temporadas por 1.080 millones más.

En total, el grupo destinará algo más de 4.000 millones para poder seguir ofreciendo en su televisión de pago, Movistar +, toda la oferta de fútbol. Telefónica está obligada legalmente –obligaciones derivadas de su fusión con Digital+- a compartir con sus rivales de telecomunicaciones contenidos premium críticos para no aprovecharse de su posición de dominio: el fútbol, las series y el cine de estreno.

Vodafone y Orange ya han pedido precio a Telefónica, y se han producido ya los primeros contactos bilaterales entre las telecos para alcanzar un acuerdo, según confirman a El Independiente fuentes conocedoras del proceso. Las operadoras juegan en este ámbito una auténtica partida de póker.

Telefónica tiene en su poder todos los derechos del fútbol. Se impuso en la subasta para emitir los partidos de Liga, quedándose con los lotes más deseados de la puja (el Partidazo y otros ocho encuentros más por jornada) por 2.940 millones de euros por tres temporadas. Y también pactó con Mediapro la recompra de los derechos de la Champions League por otras tres temporadas por 1.080 millones más.

En total, el grupo destinará algo más de 4.000 millones para poder seguir ofreciendo en su televisión de pago, Movistar +, toda la oferta de fútbol. Telefónica está obligada legalmente –obligaciones derivadas de su fusión con Digital+- a compartir con sus rivales de telecomunicaciones contenidos premium críticos para no aprovecharse de su posición de dominio: el fútbol, motociclismo, automovilismo, las series y el cine de estreno. Del total de canales, los rivales tienen derecho a reclamarle la mitad de ellos.

Vodafone y Orange ya se han empezado a sentar con Telefónica, ya se han producido ya los primeros contactos bilaterales entre las telecos para alcanzar un acuerdo sobre los canales, singularmente sobre el fútbol, según confirman a El Independiente fuentes conocedoras del proceso. El precio en principio está marcado: el precio que ha pagado Telefónica por el fútbol por cada año, se divide entre 12 por cada mes y los rivales deben pagar en función de su cuota de clientes de TV de pago.

De momento, las operadoras juegan en este ámbito una auténtica partida de póker. Telefónica se pone firme y asegura que haya acuerdo o no para compartir el fútbol con sus rivales, tiene ya ideadas todas las estrategias comerciales para explotarlo en cualquier situación, según ha advertido el presidente de Telefónica España, Emilio Gayo, en la primera cumbre anual de la patronal tecnológica DigitalES.

Orange asegura que habrá acuerdo sí o sí y que ofrecerá fútbol a sus clientes. “Vamos a tener fútbol para satisfacer a nuestros clientes”, ha sentenciado el consejero delegado de Orange España, Laurent Pallaissot. Vodafone, de momento, se hace la remolona y se conforma un “ya veremos”. La teleco roja sigue siendo la más crítica con el modelo económico del fútbol en TV.

“De momento, todos contentos. Telefónica lo ha comprado todo, como le gusta. Mediapro lo ha vendido todo, y con margen. A LaLiga le ha ido de cine, y para los equipos de fútbol es una pasada lo que se van a llevar. Los clubes van a poder seguir pagando altos sueldos a sus estrellas, y mientras las telecos seguirán pagando la fiesta”, ha esgrimido Antonio Coimbra, consejero delegado de Vodafone España. “Si lo vamos a comprar o no, ya veremos. A nosotros no nos salen las cuentas”.

En este sentido, los rivales no se fían de la gestión que Telefónica puede hacer de los derechos del fútbol. Vodafone ha reclamado directamente que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que vigile que Telefónica no comercialice paquetes  que hagan que el fútbol sirva para subsidiar otros servicios y con ello “refuerce su posición de dominio en telecomunicaciones”.

Por su parte, Orange también reclama a la CNMC que revise las obligaciones de compartir contenidos que tiene Telefónica. “El cálculo de esas obligaciones no es justo”, ha dicho Pallaissot. Una queja que se refiere a que en función de cuántos canales de televisión diseñe Telefónica para fútbol, motos, Fórmula1, series y cine de estreno, sus rivales se pueden acabar quedando sin alguno de los contenidos al sólo poder acceder por ley a la mitad de la oferta.