Economía

Vodafone denuncia el absurdo del fútbol: es más rentable perder todos los clientes que pagar los precios actuales

La operadora renunciará al fútbol en televisión si no cambia por completo el modelo de reventa de los derechos. No quiere seguir pagando un precio fijo y exige un precio variable por cada cliente.

logo
Vodafone denuncia el absurdo del fútbol: es más rentable perder todos los clientes que pagar los precios actuales
El jugador del Atlético de Madrid Antoine Griezmann celebra un gol.

El jugador del Atlético de Madrid Antoine Griezmann celebra un gol. Efe

Resumen:

Vodafone se suma abiertamente a la amenaza de dejar de retransmitir fútbol en sus plataformas de televisión de pago.

Igual que hiciera la pasada semana Telefónica (que abrió la puerta a dejar de emitir la Champions la próxima temporada), el operador rojo asegura que renunciará al fútbol si no cambia por completo el modelo de reventa de los derechos.

Hasta ahora, las telecos han venido pagando un coste fijo a Mediapro (que se adjudicó los derechos de Champions League y la mayor parte de los de Liga) por poder sumar a su plataforma el fútbol. Pero Vodafone reclama un cambio total del modelo y pasar a otro con costes variables, en función del número de clientes que se consigan.

“Nos gustaría mantener el fútbol en nuestra oferta, pero otra cosa es que haya condiciones para que así sea”, ha dicho el consejero delegado de Vodafone España, Antonio Coimbra, en un encuentro con la prensa. “El fútbol es importante. Pero para Vodafone es más importante la oferta de series y de películas. Es lo que nos dicen los clientes en las encuestas”.

Con el actual sistema, algunas telecos se enfrentan a un escenario absurdo. Y es que, según Vodafone, incluso perder todos los clientes que pagan por el fútbol en su televisión (alrededor de 400.000) le saldría más rentable que seguir pagando por los derechos los precios actuales.

Los costes del fútbol para Vodafone rondan los 240 millones, y el margen bruto que genera lo que pagan por toda la televisión los 400.000 clientes que contratan la oferta deportiva no llega a los 200 millones.

“Si perdiéramos todos esos clientes nos saldrían mejor las cuentas. Así de ridícula es la situación. Es absurdo que perder todos los clientes te salga más a cuenta”.

Vodafone se suma abiertamente a la amenaza de dejar de retransmitir fútbol en sus plataformas de televisión de pago. Igual que hiciera la pasada semana Telefónica (que abrió la puerta a dejar de emitir la Champions la próxima temporada), el operador rojo asegura que renunciará al fútbol si no cambia por completo el modelo de reventa de los derechos.

Hasta ahora, las telecos han venido pagando un coste fijo a Mediapro (que se adjudicó los derechos de Champions League y la mayor parte de los de Liga) por poder sumar a su plataforma el fútbol. Pero Vodafone reclama un cambio total del modelo y pasar a otro con costes variables, en función del número de clientes que se consigan. “No tiene sentido pagar un pastizal por el fútbol consigas los clientes que consigas. Es más lógica una alternativa de pagos variables por cada cliente. Es una situación más sana, más equilibrada”.

“Nos gustaría mantener el fútbol en nuestra oferta, pero otra cosa es que haya condiciones para que así sea”, ha dicho el consejero delegado de Vodafone España, Antonio Coimbra, en un encuentro con la prensa en la víspera del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona. “El fútbol es importante. Pero para Vodafone es más importante la oferta de series y de películas. Es lo que nos dicen los clientes en las encuestas”.

Con el actual sistema, algunas telecos se enfrentan a un escenario absurdo. Y es que, según Vodafone, incluso perder todos los clientes que pagan por el fútbol en su televisión (alrededor de 400.000) le saldría más rentable que seguir pagando por los derechos los precios actuales.

Los costes del fútbol para Vodafone rondan los 240 millones, y el margen bruto que genera lo que pagan por toda la televisión los 400.000 clientes que contratan la oferta deportiva no llega a los 200 millones. “Si perdiéramos todos esos clientes nos saldrían mejor las cuentas. Así de ridícula es la situación. Es absurdo que perder todos los clientes te salga más a cuenta”, sostiene el consejero delegado de la compañía. “Si tuviéramos 800.000 clientes o un millón, la situación sería diferente”, reconoce.

Las telecos están cobrando a sus clientes por incluir el fútbol en sus paquetes televisivos unos 20 euros mensuales de media, cuando las estimaciones del sector calculan que para cubrir los costes la tarifa sólo por las competiciones balompédicas debería ser entre 50 y 60 euros al mes. Un precio inasumible para los clientes.

Las telecos tienen que iniciar en las próximas semanas la negociación por los derechos de Champions para las próximas tres temporadas con Mediapro (se los adjudicó en verano por unos 1.100 millones de euros, un 30% más). Y la Liga se dispone a lanzar en breve la subasta por los derechos de otras tres temporadas, con la previsión de conseguir unos ingresos de 1.300 millones (cuando, según los cálculos de Vodafone, lo lógico para que salgan las cuentas es que estuvieran en torno a los 500 millones).