Los trabajadores de FIAT en Italia han anunciado que se pondrán en huelga entre el domingo a las 10 de la noche y el martes a las 6 de la mañana para protestar por el fichaje de Cristiano Ronaldo por la Juventus de Turín, cuyos propietarios, la familia Agnelli, poseen también el 29% de las acciones de la empresa automovilística.

El club bianconero desembolsará 117 millones de euros por el traspaso de Ronaldo, 100 de los cuales los recibirá el Real Madrid. Además, pagará al delantero portugués un salario descomunal por la que el jugador recibirá 30 millones anuales hasta el año 2022, que al club le supondrán más de 60 por temporada. Es el traspaso más importante de la historia del club, del que los Agnelli poseen el 63%, y su coste total se sitúa cerca de los 400 millones. Pese a todo, la bolsa ha recibido con grandes subidas la operación.

Los trabajadores de FIAT, que vive desde hace años una política de recorte de empleos, no han sido tan benévolos con el fichaje. “Para Cristiano 400 millones y para los trabajadores, una patada”, decía una pancarta mostrada por los manifestantes a las puertas de una de las principales fábricas de la compañía esta mañana. El Sindicato de Trabajadores ha respaldado la movilización convocando la huelga y criticando la operación de los Agnelli.

 

“Es inaceptable que los trabajadores de Fiat hagan enormes sacrificios económicos, mientras la empresa gasta millones de euros en un jugador de fútbol. Dicen a las familias que se aprieten el cinturón porque la situación no es buena y luego, invierten un dineral en un jugador. ¿Es justo?”, se ha preguntado el Sindicato en un comunicado, en el que destacan que los trabajadores de la fábrica “han hecho ganar una fortuna a tres generaciones, enriqueciendo a cualquiera que se mueva cerca de esta sociedad y a cambio sólo han recibido una vida de miseria”.