Cambios profundos en la cúpula de Crédit Suisse. El gigante helvético ha decidido separar en dos su negocio de gestión patrimonial de Europa, provocando el baile de directivos en algunas áreas del grupo, entre las que figura España, confirman a El Independiente fuentes próximas a la entidad.

A partir del 1 de septiembre, Íñigo Martos, hasta ahora responsable de Latinoamérica, estará al frente de los países del sur de Europa. El directivo liderará el negocio que presta servicio a grandes patrimonios en España, Portugal, Italia, Grecia y Chipre. Por tanto, Miguel Matossian, director general de banca privada en España, pasará a depender en unos días de Íñigo Martos, a la sazón hermano de Borja Martos, quien en febrero dejó el grupo suizo para dirigir el área de Wealth Management de Deutsche Bank en España.

Matossian, director de banca privada en España, reportará a Martos, hasta ahora jefe de América Latina

Mientras, los países del norte de Europa quedarán bajo la responsabilidad de Emma Crystal. De ella dependerán Francia, Reino Unido, Alemania, Austria, Benelux y los países nórdicos.  Las regiones emergentes de Europa seguirán bajo la dirección de Robert Cielen.

Crédit Suisse implementa otros cambios de calado internacional. En América Latina, una de las regiones en las que el grupo ha identificado más potencial de crecimiento, Brasil estará dirigido por Marco Abrahão, y el resto estará bajo la supervisión de Jorge Fernández Amann. Oriente Medio y África también se divide en dos regiones. La primera estará liderada por Bruno Daher, y África quedará bajo la dirección de Raj Sehgal.

Es decir, a partir de septiembre, Iqbal Khan, consejero delegado de la división de International Wealth Management (IWM) de Crédit Suisse, no supervisará a cuatro jefes regionales, sino a siete.

El jefe de Europa se incorpora a Deutsche Bank

La reestructuración de la cúpula se realiza en plena salida del que hasta ahora era responsable de toda la región de Europa, Claudio de Sanctis. El directivo acaba de fichar por Deutsche Bank, tal como anunció el propio banco alemán hace unos días.

De Sanctis se incorporará el próximo 1 de diciembre como jefe de Europa, puesto de nueva creación. Reportará a Fabrizio Campelli, jefe global de Wealth Management del grupo. El ejecutivo ayudará a impulsar el crecimiento en la región, que incluye 12 mercados, entre los que destacan Alemania, Suiza, Reino Unido, Italia, España y Francia.

El negocio internacional de gestión patrimonial logrará un beneficio de casi 1.600 millones de euros este año

En una reciente entrevista publicada por el medio digital alemán Finanz und Wirtschaft, Iqbal Khan señala que «la nueva estructura permite reducir un nivel jerárquico la división IWM» con el objetivo de optimizar la organización y trabajar con mayor proximidad a los clientes-

La división que coordina Khan aspira a obtener un beneficio antes de impuestos de 1.800 millones de francos suizos (1.581 millones de euros) al cierre del 2018, lo que supone un incremento de en torno al 80% desde 2015, cuando logró un resultado de 1.000 millones de francos suizos.

Además, Credit Suisse está volviendo a captar patrimonio. Desde 2015 y hasta mediados de este año, el banco ha atraído 107.000 millones de francos suizos de dinero nuevo en términos netos, señala el periódico germano.