Economía | Empresas

Ryanair exprime al pasajero: sólo te librarás de pagar por el equipaje si te cabe todo en un bolso

El gigante del bajo coste obligará a partir de noviembre a facturar también las maletas pequeñas a los pasajeros que no paguen por el embarque prioritario y les cobrará entre 8 y 10 euros.

Pasajeros en un mostrador de facturación de Ryanair.

Pasajeros en un mostrador de facturación de Ryanair. EFE

Ryanair vuelve a cambiar su política de equipajes. Nuevas normas que achican cada vez más las posibilidades de que los pasajeros puedan evitar pagar por él, hasta el punto de que los viajeros en un par de meses sólo se librarán de abonar un recargo si lo único que llevan consigo un bolso o una mochila pequeña (apenas como la de un niño).

A partir del 1 de noviembre Ryanair empezará a aplicar las nuevas normas con el objetivo, según argumenta la compañía en su página web, de evitar los retrasos que la gestión del equipaje de mano estaba provocando en sus vuelos.

Hasta ahora, el gigante del bajo coste cobraba por facturar maletas grandes, permitía a los pasajeros que pagaban el priority boarding (embarque prioritario) llevar dos bultos como equipaje de mano y los que no pagaban este recargo podían llevar en cabina sólo un bolso y dejaban en la puerta de embarque sus maletas para que las llevaran a la bodega del avión de manera gratuita. Esta última posibilidad, que a la que la aerolínea achaca los retrasos por el tiempo que había que dedicar a etiquetar todas esas maletas, tiene los días contados.

Desde noviembre, Ryanair seguirá cobrando 25 euros por facturar maletas de hasta 20 kilos, los pasajeros que quieran llevar equipaje de mano con una maleta de hasta 10 kilos y un bolso tendrán que pagar el priority boarding (6 euros si lo abonas en el momento de hacer la reserva del vuelo u 8 si se hace con posterioridad). No todos los viajeros podrán acogerse a esta opción: en cada vuelo sólo 95 pasajeros podrán tener el embarque prioritario.

Y los viajeros que no paguen el priority boarding (esos que hasta ahora dejaban gratuitamente sus maletas en la puerta de embarque) tendrán que pagar también un recargo por su equipaje. A partir de noviembre, sólo podrán llevar a bordo un bulto pequeño (de 20x20x35 centímetros, en la práctica, un bolso) y estarán obligados a facturar sus maletas de hasta 10 kilos, pagando por ello 8 euros si se abona con la reserva o 10 euros si se hace después.

En la práctica, la única opción con la que a partir de noviembre los pasajeros de Ryanair se libran de pagar recargos es si llevan como único equipaje un bolso o una mochila enana. O te cabe todo en un bolso o… El resto tendrán que pasar por caja y afrontar algún suplemento, sea el pago de facturación de maleta o el de embarque prioritario.

Comentar ()