Economía Presupuestos 2019

PP y Cs frenan otra ley para evitar que Sánchez burle el veto del Senado

Vuelven a dilatar el plazo de enmiendas de una proposición de Ley de Podemos que podría ser el caballo de Troya para modificar la Ley de Estabilidad

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en el Congreso.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en el Congreso. EFE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, aseguraba el pasado jueves, tras reunirse con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que la modificación del artículo 15 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria con la que las formaciones de izquierdas quieren quitar poder al Senado para vetar la nueva senda de déficit, paso previo para la aprobación de los Presupuestos, saldría adelante por “una u otra vía”.

Pocas horas antes, la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Ione Belarra, instaba a los socialistas a buscar alternativas para lograr este objetivo, ante el bloqueo practicado por PP y Ciudadanos a la proposición de Ley presentada ad hoc por el PSOE en la Mesa del Congreso.

Un opción quedó en el aire: la posibilidad de que el Gobierno aprovechara la tramitación de una proposición de Ley de modificación de los criterios de la regla de gasto en los ayuntamientos, también incluida en la Ley de Estabilidad, presentada por la formación morada en diciembre de 2017, para introducir una enmienda con la que tumbar el artículo 15 de dicha ley orgánica.

Sin embargo, PP y Ciudadanos han vuelto a levantar un muro ante esta iniciativa legislativa y, una vez descartada desde el PSOE la dudosa opción de modificar la Ley de Estabilidad por la vía del decreto, las opciones para hacerlo, al menos las más evidentes, parecen reducirse al máximo.

Se estrecha el camino

El pasado 23 de agosto, PSOE y Unidos Podemos acordaron buscar la forma de sacar adelante la nueva senda de déficit negociada por los socialistas con Bruselas. Esta permitiría cerrar el año 2018 con un déficit del 2,7% del PIB y llevarlo al 1,8% en 2019, en lugar de al 1,3%. Esto se traduciría en un mayor margen de gasto para el conjunto del Estado y unos 2.500 millones de euros, en particular, para el Estado el próximo año.

Sin embargo, tanto PP como Ciudadanos se opusieron a tal modificación, al estar en contra de romper la senda de disciplina fiscal previamente marcada. Por ello, después de que el PSOE presentara una proposición de Ley ante la Mesa del Congreso para llevar a cabo dicha modificación por la vía de urgencia y en lectura única –y poder cumplir así con los plazos previstos para la presentación de los Presupuestos–, tanto PP como Ciudadanos, que tienen el control de dicha mesa, frenaron esta tramitación y obligaron al PSOE a buscar la forma de replantear la iniciativa.

Algunos días después, la opción de utilizar la proposición de Unidos Podemos como caballo de Troya parecía propicia. Solo haría falta introducir una enmienda a la totalidad pactada con PSOE y Podemos con un texto alternativo y seguir la tramitación.

Sin embargo, mientras desde Unidos Podemos se repite como un mantra que la vía de la proposición de Ley de los socialistas «sigue abierta» y que la formación sigue adelante con la suya, sin aclarar nada más, en el PSOE guardan silencio. Lo cierto es que la iniciativa del PSOE aún está pendiente de toma en consideración en la Cámara Baja, con lo que no se puede dar por enterrada esta vía.

La propuesta de Podemos tampoco prospera

Por su parte, la proposición de Ley de Unidos Podemos lleva bloqueada desde diciembre con sucesivas ampliaciones del periodo de enmiendas. El último vencía este martes y, de nuevo, PP y Ciudadanos la condenarán otra temporada en los cajones del Congreso.

Fuentes de ambas formaciones han confirmado que pedirán una nueva ampliación del plazo de enmiendas de la proposición de Ley presentada por Unidos Podemos. Es un por si acaso. No obstante, la norma en sí, introduce modificaciones en la Ley de Estabilidad, aunque solo afectan a la regla de gasto de los ayuntamientos.

De este modo, si el PSOE ya da por descartada la posibilidad de proponer la modificación de la Ley de Estabilidad por la vía del decreto, se van a apagando las posibilidades de que ésta pueda llegar a producirse, aunque desde Unidos Podemos se sigue insistiendo en que ello no debería impedir que Sánchez presentara un nuevo Presupuesto para 2019 en tiempo y forma.

Comentar ()