Política

PP y Cs bloquearán la maniobra de PSOE y Podemos para 'saltarse' el Senado con el déficit

Podrían demorar su tramitación prorrogando indefinidamente los plazos de presentación de enmienda al proyecto o proposición de Ley que deberán presentar

logo
PP y Cs bloquearán la maniobra de PSOE y Podemos para 'saltarse' el Senado con el déficit

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. EFE

Resumen:

  La mayoría parlamentaria del PP y Cs en el Congreso y el Senado bloqueará los intentos de PSOE y Podemos de 'saltarse' el veto de la Cámara Alta -con mayoría absoluta del PP- a la aprobación de la senda de estabilidad, paso previo para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado de 2019. Así lo ha anunciado el portavoz del grupo del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, que ha asegurado este jueves que su formación "se opondrá con toda la capacidad parlamentaria" al pacto que alcanzaron a última hora de este miércoles el Ministerio de Hacienda y Podemos para "eliminar el derecho a veto" que atribuye el artículo 15 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria al Senado, en tanto que esta cámara puede tumbar la senda de déficit sin que tenga que volver al Congreso, donde podría levantarse el rechazo como ocurre con las leyes ordinarias. "Está en juego la calidad democrática", ha asegurado el portavoz del PP, que considera la medida como una limitación de "la capacidad del Parlamento para controlar la acción del poder ejecutivo". "Lo que diferencia a las democracias parlamentarias de los regímenes autoritarios es el papel del Parlamento y tenemos un Gobierno que actúa a base de orillar la legitimidad democrática que reside en el Parlamento en sus dos Cámaras", ha subrayado Cosidó.

La mayoría parlamentaria del PP y Cs en el Congreso y el Senado podrá bloquear los intentos de PSOE y Podemos de ‘saltarse’ el veto de la Cámara Alta -con mayoría absoluta del PP- a la aprobación de la senda de estabilidad, paso previo para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado de 2019.

Así lo ha anunciado el portavoz del grupo del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, que ha asegurado este jueves que su formación «se opondrá con toda la capacidad parlamentaria» al pacto que alcanzaron a última hora de este miércoles el Ministerio de Hacienda y Podemos para «eliminar el derecho a veto» que atribuye el artículo 15 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria al Senado, en tanto que esta cámara puede tumbar la senda de déficit sin que tenga que volver al Congreso, donde podría levantarse el rechazo como ocurre con las leyes ordinarias.

«Está en juego la calidad democrática», ha asegurado el portavoz del PP, que considera la medida como una limitación de «la capacidad del Parlamento para controlar la acción del poder ejecutivo». «Lo que diferencia a las democracias parlamentarias de los regímenes autoritarios es el papel del Parlamento y tenemos un Gobierno que actúa a base de orillar la legitimidad democrática que reside en el Parlamento en sus dos Cámaras», ha subrayado Cosidó.

De esta manera, el PP se opondrá a ese pacto con «toda la intensidad» y presumiblemente buscando la alianza de los partidos «que defienden una democracia parlamentaria» o a través de recursos ante el Tribunal Constitucional porque, en su opinión, «está en juego la calidad democrática». «Por ahí no vamos a pasar», ha zanjado.

En este objetivo, el PP contaría previsiblemente con el apoyo de Ciudadanos, que también ha expresado su rechazo al acuerdo entre Podemos y el Gobierno. El secretario general de Cs, José Manuel Villegas, ha asegurado que “no tiene lógica” que una ley como la del techo de gasto que decide el reparto entre comunidades “no pase por la cámara territorial donde están representados estos territorios”. Más duro todavía ha sido el secretario general del grupo parlamentario, Miguel Gutiérrez, que ha calificado la eliminación del veto en el Senado a la senda del déficit como «un atentado a la democracia».

«Si se quiere cambiar la ley, si el señor Sánchez no está cómodo con las mayorías en el Congreso y en el Senado, lo que tiene que hacer es convocar elecciones», ha asegurado Gutiérrez. «Lo que no puede hacer», ha indicado, es cambiar las leyes mediante «decretazos». A su juicio, este pacto solo va a servir para «subir los impuestos» a los ciudadanos y «volver a meterles la mano en el bolsillo», como consecuencia de la «debilidad» del Gobierno y de la necesidad que tiene el Ejecutivo de pagar las «hipotecas» de los apoyos en la moción de censura.

No obstante, fuentes oficiales de Ciudadanos han matizado a El Independiente que en ningún momento se han planteado bloquearlo ni ha habido ningún diálogo con el PP.

El Partido Popular está dispuesto a poner en manos del Tribunal Constitucional cualquier decreto que se apruebe en esta dirección, puesto que una norma de este rango no puede modificar una Ley Orgánica con la de Estabilidad Presupuestaria. Además, PP y Cs juntos cuentan con una mayoría en las Mesas del Senado y del Congreso que pueden bloquear la tramitación de la medida con decisiones como ir prorrogando los plazos de presentación de enmiendas a ese acuerdo parlamentario o dificultando su entrada en el orden del día, una cuestión que preocupa al partido de Pablo Iglesias y al Ministerio de Hacienda.

Fuentes conocedoras de los reglamentos del Congreso de los Diputados indican que el Gobierno y Podemos deberían contar con una mayoría absoluta similar a la que hizo prosperar la moción de censura  –sumando a ERC, PDeCAT, Compromís, Bildu y Nueva Canaria– para modificar el artículo 15 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, al tratarse de una ley orgánica. Pero que podrían optar por tramitar esta iniciativa por el procedimiento de urgencia para ahorrar plazos. Sin embargo, fuentes del PP aseguran que incluso de este modo, la mesa del Congreso sería la encargada de aceptar este procedimiento, y el veto de PP y Ciudadanos volvería a estar asegurado.

«Estamos analizando el tiempo que tardaría esa modificación de la Ley de Estabilidad», reconocen en el Ejecutivo, conscientes de que la Ley obliga a presentar los Presupuestos hasta tres meses antes de que termine el año, es decir, el 30 de septiembre. Así que el plazo para que el Congreso apruebe la nueva senda de déficit y puedan instrumentarse cambios en la normativa para que el Senado no tenga la última palabra es muy limitado.

Podemos toma la iniciativa

En un momento de ausencia política de Podemos, desaparecido de la escena pública desde que Pablo Iglesias e Irene Montero cogieron una baja por el nacimiento prematuro de sus hijos, el partido está intentando recuperar el protagonismo político a través de la negociación de los presupuestos. Mientras el Ministerio de Hacienda guarda silencio sobre las conversaciones, portavoces de Podemos como Pablo Echenique o Txema Guijarro están retransmitiendo avances en las negociaciones que el Gobierno trata con mucha más prudencia por la dificultad de tramitación que supone la mayoría de PP y Cs en las Mesas de las Cámaras.

Podemos anunció este miércoles que había acordado con el Gobierno una modificación de la Ley de Estabilidad con el objetivo de eliminar la capacidad de veto total del Senado en la aprobación de la senda del déficit. El objetivo es que la mayoría parlamentaria del PP en la Cámara alta no tumbe el proyecto devolviéndolo al Ejecutivo, sino que lo remita al Congreso donde se realice la última aprobación. Desde el Ejecutivo aseguran que la medida no pretende «usurpar» funciones al Senado, sino suprimir una capacidad de veto total que no tiene en otras materias y que PSOE y Podemos consideran una «anomalía».

 

Comentar ()