Economía

El Taxi amenaza al Gobierno con nuevos paros si no aprueba un decreto ley este mes

logo
El Taxi amenaza al Gobierno con nuevos paros si no aprueba un decreto ley este mes

Taxistas bloqueando las calles de Barcelona. EFE

Resumen:

La guerra del taxi, que vivió hace apenas un mes sus momentos más crudos, está ahora mismo en un punto de calma tensa. Los taxistas decidieron dar un voto de confianza al Gobierno y desbloquearon las ciudades tras recibir la promesa del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, de transferir a las Comunidades Autónomas las competencias en materia de licencias VTC, las que utilizan para operar Uber y Cabify.

Sin embargo, su paciencia no es eterna y algunas de las principales agrupaciones ya están avisando al Ejecutivo de que no le han firmado un cheque en blanco. Así, la Coordinadora Nacional del Taxi, una asociación que engloba a Fedetaxi, Antaxi, Élite Taxi y Plataforma Caracol, ha advertido que si no hay un decreto ley aprobado antes del día 28 de septiembre, fecha en la que se celebra el último Consejo de Ministros del mes, volverá la tensión a las calles.

Esa misma agrupación se reunió este miércoles en el Congreso de los Diputados con la secretaria general de Transportes, María José Rallo, y el portavoz de la comisión de Fomento, César Ramos, para valorar la situación en la que está la aprobación de ese decreto ley.

La guerra del taxi, que vivió hace apenas un mes sus momentos más crudos, está ahora mismo en un punto de calma tensa. Los taxistas decidieron dar un voto de confianza al Gobierno y desbloquearon las ciudades tras recibir la promesa del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, de transferir a las Comunidades Autónomas las competencias en materia de licencias VTC, las que utilizan para operar Uber y Cabify.

Sin embargo, su paciencia no es eterna y algunas de las principales agrupaciones ya están avisando al Ejecutivo de que no le han firmado un cheque en blanco. Así, la Coordinadora Nacional del Taxi, una asociación que engloba a Fedetaxi, Antaxi, Élite Taxi y Plataforma Caracol, ha advertido que si no hay un decreto ley aprobado antes del día 28 de septiembre, fecha en la que se celebra el último Consejo de Ministros del mes, volverá la tensión a las calles.

Esa misma agrupación se reunió este miércoles en el Congreso de los Diputados con la secretaria general de Transportes, María José Rallo, y el portavoz de la comisión de Fomento, César Ramos, para valorar la situación en la que está la aprobación de ese decreto ley.

Del mismo modo, y tal y como han anunciado los representantes del sector, la Coordinadora Nacional del Taxi se reunirá la próxima semana con el ministro de Fomento, a unas pocas fechas de que se acabe el plazo que han dado al propio Ábalos.

Una de las citas clave se producirá el próximo lunes 17 de septiembre, cuando los técnicos del Ministerio de Fomento se reúnan con los principales ayuntamientos para estudiar la habilitación de las competencias en materia de VTC. De ahí tendrá que salir un borrador en el que se base la nueva norma que aprueben en el Consejo de Ministros, unas directrices que el propio Ábalos trasladará al taxi en su encuentro.

“Voluntad de poner solución”

El taxi, de momento, mantiene su fe en el Gobierno socialista. En un comunicado publicado por la Coordinadora Nacional del Taxi, las principales agrupaciones nacionales han afirmado que consideran que el Ejecutivo “ha entendido perfectamente la problemática del sector”. “Hay una firme voluntad de solucionar el problema de forma definitiva”, reza la nota.

Aún así, avisan de que el plazo para mantener la paz en las calles acaba el 28 de septiembre. Ese viernes se celebrará el último Consejo de Ministros del mes y expiraría el periodo en el que Fomento prometió dar una solución a las exigencias del taxi.

Habrá que ver las trabas que ponen los responsables de las administraciones locales, que ya avisaron en la reunión con Ábalos que transferir las competencias “sería multiplicar el problema por 17″ y no solventaría la problemática.

Lo cierto es que el Ejecutivo quiere solucionar la guerra del taxi con un decretazo, pues sabe que no puede aprobar una normativa en el Congreso de los Diputados por vía ordinaria, al no contar con los votos suficientes.

En cualquier caso, el taxi no se va a dar por contento con cualquier cosa que salga de ese Consejo de Ministros, y ya amenazan con echar mano de nuevo a la enorme capacidad de presión que ya demostraron en el mes de agosto. El otoño puede reavivar una guerra que no parece tener fin.