Economía

Apple ya ha devuelto a Irlanda los 14.000 millones que debía pagar por ayudas fiscales

logo
Apple ya ha devuelto a Irlanda los 14.000 millones que debía pagar por ayudas fiscales

Fachada de una de las tiendas de Apple. EP

Resumen:

Apple ya ha devuelto a Irlanda todas las ayudas fiscales que recibió, cumpliendo de esta manera con las demandas de Bruselas. Las autoridades continentales de competencia incluso habían interpuesto una demanda contra el gigante estadounidense, que ya han retirado, para asegurarse de la agilidad de un proceso que ya se ha completado.

Según ha anunciado este martes el ministro de Finanzas, Gasto Público y Reforma de Irlanda, Paschal Donohe, el país ha recuperado 13.100 millones en concepto de ayudas recibidas y otros 1.200 millones de euros en concepto de intereses por la demora.

Los plazos del Ejecutivo europeo se han cumplido, pues el objetivo era tener el dinero en sus cuentas antes del final del tercer trimestre del año 2018. Sin embargo, tanto Irlanda como Apple han vuelto a mostrar su desacuerdo con la decisión del Ejecutivo continental y mantendrán el recurso que ahora mismo está en manos de la Justicia europea.

“La recuperación de las ayudas demuestra que la intención del Gobierno siempre ha sido cumplir con sus obligaciones legales”, ha explicado el titular de Finanzas irlandés que, en cualquier caso, ha querido afirmar que “no acepta” la sanción a Apple. De hecho, según ha asegurado, el dinero se mantendrá en un fondo de garantía hasta que se resuelva el proceso en las cortes europeas.

Un día “bueno”

La comisaria de Competencia de la Comisión Europea, Margrethe Vestager, ha afirmado que es un día “bueno” por la devolución de los 14.000 millones de euros en ayudas fiscales a Apple.

“Hoy, el ministro irlandés de Finanzas, Paschal Donohoe, ha confirmado la recaudación total de los 14.000 millones de ayudas ilegales a Apple”, ha dicho en un comunicado difundido en su perfil de Twitter.

Desde el primer momento el Ejecutivo irlandés se negó a aceptar la sentencia de Bruselas. La relación que une al país con los gigantes tecnológicos estadounidenses es muy estrecha, debido a las ventajas fiscales que pueden aprovechar mientras operan en el Viejo Continente.

En tierras irlandesas están importantes cuarteles generales de compañías como Facebook, Google o la propia Apple, que tienen oficinas en las que generan muchos puestos de trabajo y riqueza para Irlanda. Un importante porcentaje del parque de oficinas de Dublín está ocupado por estos gigantes y el Ejecutivo del país, que pasó por una durísima crisis financiera y de empleo, no va a renunciar a esos ingresos por mucho que lo diga Bruselas.