Adif va a proceder hoy jueves a desalojar la veintena de chabolas que se expanden por el descampado que hay justo detrás del Museo del Ferrocarril, en el céntrico barrio de Delicias. El administrador de infraestructuras ferroviarias se lo ha confirmado a El Independiente. Adif firmó el martes un convenio con el Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid y el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) para “mejorar e integrar en la ciudad los suelos ferroviarios de la antigua estación”. Delicias está en desuso actualmente.

Se trata de un terreno de 72.706 metros cuadrados en una zona privilegiada de Madrid. De esa cifra, 15.518 metros cuadrados corresponden a la parcela donde se ubica el Museo del Ferrocarril. El resto son descampados y pistas de pádel, además de una zona verde -fuera ya del área afectada- que pertenece al Consistorio.

Tras El Gallinero

El desalojo sucede al del Gallinero, uno de los poblados chabolistas más antiguos de Madrid que acaba de ser erradicado a finales de la semana pasada. La mayoría de los residentes del núcleo de Delicias, en el Distrito de Arganzuela, son de origen rumano. “Nos han dicho que nos trasladan, pero no nos dan ninguna alternativa”, relata a este diario Floriana, que vive en la zona degradada.

Aunque aún no está claro el destino del suelo, según el INAEM la parcela “puede ser el emplazamiento idóneo para las sedes estables de la Compañía Nacional de Danza y del Ballet Nacional de España”. Otras fuentes del ayuntamiento hablan de ampliar el museo.