El magistrado-juez titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, ha decidido levantar el secreto sobre la pieza separada y confidencial que formó con información remitida por el Banco Central Europeo (BCE) en la causa que investiga la caída del Banco Popular en junio de 2017.

Así lo dictamina en un auto en el que ha señalado que dicha documentación del BCE aporta información útil para la investigación en curso, que no se verá perjudicada por el conocimiento de las partes implicadas.

El pasado mes de julio se acordó formar una pieza separada y secreta para todas las partes -salvo para el Ministerio Fiscal- con la documentación remitida por el BCE sobre Popular, con el fin de que fuera estudiada por los peritos judiciales para comprobar si aportaba información útil para la causa.

En principio, el secreto se fijó por un mes, que luego se prorrogó en autos posteriores con fecha del 10 de agosto y 14 de septiembre. Tras finalizar su estudio, los peritos judiciales han trasladado que dicha documentación aporta información útil para el objeto de la pericia, por lo que, proponiéndose no expurgar ninguno de los documentos facilitados por el BCE, se ha procedido a dejar sin efecto dicha medida.

Así, la documentación secreta del BCE sobre Popular se remitirá a las partes personadas y se incorporará a la ‘plataforma cloud’ junto al resto de información sobre la investigación.