Economía

El Gobierno prevé recaudar 1.100 millones más subiendo un 10% las bases máximas de cotización

La Autoridad Fiscal estima que la subida del salario mínima aportará 500 millones a los hogares, pero costará 40.000 empleos

logo
El Gobierno prevé recaudar 1.100 millones más subiendo un 10% las bases máximas de cotización
El presidente de la AIReF, José Luis Escrivá.

El presidente de la AIReF, José Luis Escrivá. EFE

Resumen:

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) espera que el déficit público se desvíe hasta el 2,8% del PIB en 2018 y al 2,3% en 2019 en un escenario base. Después, aplicando las medidas de gasto e ingresos consignadas por el Gobierno en el Plan Presupuestario remitido a Bruselas será factible reducir el déficit público hasta el 1,8% del PIB. No obstante, eso será posible gracias a que el Gobierno guarda un as en la manga que no había puesto sobre la mesa en el documento remitido a la Comisión Europea.

Según ha desvelado el presidente de la AIReF, José Luis Escrivá, en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputado, donde ha desgranado la valoración de la autoridad fiscal sobre el Plan Presupuestario, el Ejecutivo le ha trasladado en conversaciones bilaterales su voluntad de aplicar una subida de entre el 10% y el 12% de las bases máximas de cotización a la Seguridad Social.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) espera que el déficit público se desvíe hasta el 2,8% del PIB en 2018 y al 2,3% en 2019 en un escenario base. Después, aplicando las medidas de gasto e ingresos consignadas por el Gobierno en el Plan Presupuestario remitido a Bruselas será factible reducir el déficit público hasta el 1,8% del PIB. No obstante, eso será posible gracias a que el Gobierno guarda un as en la manga que no había puesto sobre la mesa en el documento remitido a la Comisión Europea.

Según ha desvelado el presidente de la AIReF, José Luis Escrivá, en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputado, donde ha desgranado la valoración de la autoridad fiscal sobre el Plan Presupuestario, el Ejecutivo le ha trasladado en conversaciones bilaterales su voluntad de aplicar una subida de entre el 10% y el 12% de las bases máximas de cotización a la Seguridad Social.

Una medida que podría reportar hasta 1.100 millones de euros extra, que permitirían cuadrar algo el déficit público y también cumplir la previsión de ingresos. La incógnita es si ese mismo incremento se verá acompañado de una subida igual o algo inferior de las pensiones máximas.

AIReF no se cree las cuentas

Lo que sí ha confirmado el presidente de la AIReF es que el cálculo estimado por el Gobierno tanto en ingresos como en gastos, en principio no cuadra.

Principalmente porque ni las tasas ‘Google’ y ‘Tobin’ no recaudarán lo previsto, especialmente la primera, para la que, el mejor de los escenarios, AIReF espera unos ingresos unos 200 millones de euros inferior.

Frente a una previsión de ingresos de unos 7.100 millones de euros, la AIReF espera una recaudación no superior a los 6.600 millones de euros. Lo mismo ocurre por el lado de los gastos: el Gobierno espera 2.500 millones de euros, y la autoridad fiscal eleva la cifra en unos 300 millones, principalmente, porque espera que la desviación del IPC sea superior e implique 100 millones más de coste en la revalorización de las pensiones, y por el impacto de la supresión del copago sanitario.

Un estudio serio sobre el SMI

Por otro lado, el presidente de la AIReF ha ofrecido un serio estudio sobre el impacto económico del incremento del salario mínimo hasta los 900 euros al mes en 2019. Se ha referido a los ingresos por cotizaciones que reportará la subida del SMI: unos 1.200 millones de euros.

Pero también a otras cifras hasta ahora envueltas en la incertidumbre. Según ha dicho, la subida del SMI tendrá un efecto directo en las plantillas de las empresas españolas porque provocará una menor creación de empleo que ha estimado en 40.000 puestos de trabajo.

Escrivá ha asegurado que esta medida presionará al alza los salarios, con un aumento de la renta disponible para los trabajadores superará de unos 500 millones de euros que, una vez sumados a las transferencias del Estado, se traducirán en 1.750 millones más en los bolsillos de los trabajadores.

Pero la buena noticia para los empleados tendrá, a ojos de la AIReF, un lado negativo para los empresarios, que perderán competitividad al crecer los costes laborales, de ahí la menor capacidad de crear empleo.

 

El presidente de la AIReF ha insistido en que este organismo recomienda hacer un seguimiento “estrecho” de cómo impacta esta subida salarial en el mercado laboral y ha explicado que este alza es “realmente intenso” y hace que el promedio de salario mediano de España respecto a la OCDE esté en el 50 %.