Economía | Empresas

Dia se plantea el cierre de tiendas en España y la venta de Clarel para relanzar su negocio

La compañía ha omitido este martes el resultado del tercer trimestre, a la espera de realizar un test para valorar el deterioro de sus activos

logo
Dia se plantea el cierre de tiendas en España y la venta de Clarel para relanzar su negocio
Grupo Dia plantea el cierre de tiendas en España y la venta de Clarel.

Establecimiento de la enseña Clarel, del Grupo Dia.

Resumen:

Unos resultados sin resultado final. Eso es lo que, sorprendentemente, ha brindado el Grupo Dia en la mañana de este martes, en la que ha hecho públicas sus cuentas de los nueve primeros meses de 2018.

El documento evidencia lo que ya era una realidad asumida –con notable contundencia en el mercado-: el estrepitoso declive del negocio de la compañía de supermercados. Durante los nueve primeros meses de 2018, Dia ha visto descender casi un 14% sus ventas netas y más de un 33% su Ebitda.

La evolución de su beneficio, en cambio, es una incógnita por resolver. La compañía no ha desvelado las últimas líneas de su hoja de resultados porque, con vistas a lanzar su nuevo plan de negocio, antes necesita evaluar la situación de sus activos y comprobar si fuera necesario realizar ajustes sobre su valoración.

“La Compañía está finalizando su plan de negocio para los próximos años. Como consecuencia de este nuevo plan, la Compañía se dispone a anticipar, con anterioridad al cierre del ejercicio 2018, la realización de un test de deterioro sobre sus activos para evaluar si pudiera existir la necesidad de provisionar parte de los mismos”, explica la compañía que dirige Antonio Coto.

La compañía completará sus cuentas cuando concluya la evaluación de su activos

Dia atribuye a esta situación la ausencia de algunas magnitudes fundamentales en las cuentas presentadas este martes, pero apunta que, “tan pronto como la compañía conozca el resultado del test de deterioro sobre sus activos o
cualquier otro aspecto material que afecte a la información recogida en este documento, hará la correspondiente comunicación”.

La singularidad de las cuentas del grupo de supermercados se ve agudizada por la falta de datos exclusivos sobre el tercer trimestre, que se explica por la necesidad que ha tenido de adaptar sus cuentas al escenario de hiperinflación en Argentina, que le obligaría a revisar también las cifras de ejercicios anteriores.

En cualquier caso, las cifras publicadas son suficientes para comprender la magnitud del problema de una compañía que ve decaer su negocio en todos sus mercados, que sufre un progresivo deterioro de sus márgenes y que ha visto crecer su deuda neta en casi un 25% durante los primeros nueve meses del año, situándola en una complicada situación financiera.

Pero por encima de esto, Dia ha querido lanzar un mensaje de esperanza hacia el futuro. Un futuro que, basado en un nuevo plan de negocio, debe servir para consolidar la posición de la compañía en España. “Vamos a concentrar nuestros esfuerzos en España, nuestro principal mercado, con un plan de cambio operativo realista y estricto en el corto plazo, para revertir la tendencia actual. Nuestro enfoque se centrará en la satisfacción del cliente y en la generación de efectivo”, ha señalado en una nota Antonio Coto.

La buena evolución de los formatos Dia&Go, La Plaza y el canal online ofrece esperanzas para el futuro

El grupo ha reconocido que sus iniciativas de los últimos tiempos han sido poco efectivas a la hora de atraer al cliente. Sin embargo, también existen notas para el optimismo, y es que la adaptación de tiendas hacia nuevos formatos se ha mostrado como muy positiva, con crecimientos comparables de hasta el 20 y el 8%, respectivamente, en las tiendas Dia&Go y La Plaza.

También el canal online, con una tasa de crecimiento del 30% y una cuota de mercado del 10%, se presenta como “una palanca de valor esencial para un negocio de proximidad como el de Grupo Dia”.

Convencido de que estas son las estrategias y los formatos ganadores, Dia prevé centrar sus inversiones en estas áreas, en el mercado español. Un objetivo que debe conjugar con el propósito de contener sus gastos: “Seremos mucho más disciplinados en cada euro que invertimos, igual que en el seguimiento y control de los retornos”, comenta Coto.

Posibles ventas de negocios

En este contexto, la compañía también pone sobre la mesa la posibilidad de desinversiones. Si ya el pasado verano comunicó su disposición a vender su negocio de cash & carry Max Descuento, este martes ha reconocido que estudiará posibles opciones de venta del negocio de cuidados personales y del hogar Clarel.

En una presentación para analistas, Antonio Coto ha señalado que aunque esta línea de negocio evoluciona satisfactoriamente no forma parte de sus objetivos estratégicos, por lo que no sería descartable su venta. Clarel, que cuenta al cierre del tercer trimestre con 1.271 tiendas en el mercado ibérico ya había sido resaltada por los analistas como una de las desinversiones probables de la compañía.

Coto ha reconocido que Clarel no forma parte de sus objetivos estratégicos

Asimismo, ha planteado la posibilidad de cerrar en el mercado español aquellas tiendas que resulten menos rentables. Actualmente, el número de tiendas Dia en Iberia supera las 3.500 unidades, de las que 2.737 corresponden al modelo Dia Market y 780 a Dia Maxi. A esos se suman los 274 establecimientos del formato La Plaza.

Todas estas noticias han sido recibidas en bolsa con descensos próximos al 7%.

En los mercados emergentes, mientras tanto, la intención es seguir las mismas iniciativas clave implementadas en Iberia, pero con un enfoque muy prudente, dadas las incertidumbres que afectan a Brasil y Argentina, sus dos grandes posiciones.

Con estas bases y con la vista puesta en el futuro más inmediato, “quiero construir un DIA totalmente enfocado en los clientes y que sea el cliente el que marque nuestras conversaciones de aquí en adelante. Toda la cadena de valor de DIA se debe poner a su servicio para que encuentren en nuestras tiendas productos de calidad al mejor precio y una atención esmerada”, promete Coto, que asegura haber iniciado ya las conversaciones con proveedores, franquiciados y empleados para llevar a buen término las nuevas pautas estratégicas de la compañía.