La banca española vuelve a sonreir en bolsa. El sector financiero recibió en la noche de este martes una alegría inesperada en forma de sentencia del Tribunal Supremo.

La marcha atrás del Alto Tribunal, que ha rectificado su decisión del pasado 18 de octubre, en la que establecía que son los bancos los que deben asumir el pago de los impuestos sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD) en la constitución de préstamos hipotecarios, supone un notable alivio para los bancos españoles, que veían sobre sus cabezas una amenaza que podía suponerles un agujero de varios miles de millones.

Libres de esos temores, los bancos españoles han abierto la sesión de este miércoles con ganancias que han llegado a superar el 13% en el caso de Banco Sabadell y el 7% en el de Liberbank y Unicaja. Los avances, generalizados, también rebasan el nivel del 5% en la cotización de Bankia y el 4,5% en CaixaBank y Bankinter. Santander y BBVA, por su parte, registran subidas por encima del 3%.

Con el paso de los minutos, no obstante, las subidas se atenuaron. Y más aún cuando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, compareció para anticipar un cambio legal que determinará definitivamente que será la banca la que, a partir de ahora, tendrá que asumir esa carga impositiva.

Aún así, el sector ha salvado la jornada con sólidos avances. CaixaBank ha liderado la remontada del sector, con un avance del 4,38%. Sabadell y Bankinter, por su parte, registraron ganancias en torno al 2,5%, mientras que Santander ha repuntado un 2,4%. Asimismo, Bankia y BBVA, cerraron la jornada con ganancias por encima del 1,7%. Fuera del Ibex, Liberbank y Unicaja también saldaron la sesión con avances, del 5,33 y el 1,23%, respectivamente.

Los expertos creen que las incertidumbres hipotecarias seguirán pesando sobre la banca

De este modo, el sector financiero español ha recuperado en la jornada 3.737 millones de euros de capitalización, con lo que restañan buena parte de las heridas abiertas por la sentencia del pasado 18 de octubre, con la que se originó toda la polémica sobre los impuestos hipotecarios. Desde aquel día y hasta el cierre del martes, el Ibex había perdido más de 5.400 millones de euros de valor sobre el parqué.

En el mercado se temía que cualquier decisión que atribuyera a la banca la carga del impuesto con retroactividad podría llegar a obligar a algunas entidades a reforzar sus niveles de capital, que ya en algunos casos quedaron en cuestión tras los recientes test de estrés a la banca europea.

Aunque la decisión del Supremo parece eliminar el riesgo de retroactividad que sobrevolaba la banca y que era el que podía suponer un coste más oneroso para el sector, al tener que asumir a partir de ahora este coste los bancos podrían sufrir un impacto en sus cuentas de hasta 640 millones de euros al año, según la agencia Moody’s.

Además, algunas firmas señalan que la incertidumbre seguirá pesando sobre el sector. Así, en Mirabaud observan que, más allá de lo decidido este miércoles por el Gobierno, la división evidenciada en el Supremo en la decisión de este martes, podría dar pie a una continuación del proceso judicial ante los tribunales europeos.

“Los bancos españoles todavía tienen demasiados frentes abiertos con respecto a los litigios hipotecarios y creemos que este riesgo está aquí para quedarse”, corroboran en Alantra, donde citan la aclaración pendiente por parte del Tribunal Supremo de la distribución de los costes de configuración de la hipoteca (más allá del AJD) o la decisión de debe adoptar el Tribunal Europeo de Justicia sobre el IRPH (Indice de Referencia de Préstamos Hipotecarios), con un impacto hipotético sobre la banca de hasta 10.500 millones según algunos cálculos.

Aún así, la subida de la banca este miércoles ha supuesto un impulso fundamental para la bolsa española, donde el Ibex ha rozado el 2% de ganancias, en la que representa su mayor subida desde el pasado abril. De este modo, el índice español alcanza los 9.167 puntos, ayudada también por el tirón de compañías como Siemens Gamesa e Inditex, que han firmado alzas por encima del 6 y del 5%, respectivamente.