Economía

El Supremo salva a la banca de pagar hasta 29.300 millones por las hipotecas

Los bancos se ahorrarán 640 millones anuales en las nuevas hipotecas y una factura de hasta 29.300 millones si se hubiese aplicado retroactividad total

logo
El Supremo salva a la banca de pagar hasta 29.300 millones por las hipotecas
Vista de la fachada del Tribunal Supremo.

Vista de la fachada del Tribunal Supremo. Europa Press

Resumen:

El Tribunal Supremo ha salvado a la banca de abonar hasta 29.300 millones por el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) en las hipotecas, una tasa que los clientes pagaban hasta que el pasado 18 de octubre el Alto Tribunal modificó su jurisprudencia anterior, determinando que fueran las entidades las que abonasen el importe. Tras dos semanas de tiras y aflojas en el seno del Supremo, la banca gana. No deberá pagar a partir de ahora el citado impuesto y, obviamente, tampoco sufrirá el impacto de la retroactividad de la normativa, tal como defendían algunos juristas.

Si el Supremo hubiese fallado en contra de los bancos y la retroactividad hubiese sido completa, todos los clientes con una hipoteca hubiesen podido reclamar la devolución de esta tasa. En este escenario, Gestha calculaba que la factura total para el sector financiero hubiera ascendido a 29.288 millones de euros. El sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha) consideraba que 15 millones de contribuyentes se hubiesen beneficiado de las devoluciones.

Más allá de ejercicios teóricos en cuanto a lo que hubiese supuesto la factura de la retroactividad, lo que sí es un hecho es que los bancos se van a ahorrar, al no tener que hacer frente a este impuesto, tal como se descontaba en gran parte del mercado, en torno a 640 millones de euros anuales, según los cálculos de Moody’s. La firma de ráting calculó que las entidades financieras deberían haber asumido este coste extra, con un impacto “limitado” sobre la rentabilidad.

De este modo, la justicia ha dado la razón a las entidades financieras que, en los últimos días, han defendido la estabilidad del marco jurídico. Bancos y patronales advirtieron de que el mercado hipotecario en España funciona bien y cualquier modificación podría suponer un riesgo. Además, apuntaron a un posible encarecimiento de los préstamos hipotecarios para trasladar a los clientes el incremento de coste que deberían asumir.

Desde que el 18 de octubre el Supremo echó un jarro de agua fría al sector financiero al modificar la jurisprudencia en torno a el pago de los AJD, los bancos españoles han perdido en Bolsa más de 5.400 millones de euros. La más penalizada ha sido Unicaja con un desplome del 14%, seguida por Bankia, con una caída del 9%. Tras éstos, Sabadell y Bankinter perdieron en torno al 6,5%. Han aguantado mejor el tipo CaixaBank (-4,6% ), Liberbank (-2,7%) y los grandes grandes bancos, BBVA y Santander, con retrocesos del 2,6% y 0,44%, respectivamente.

Los analistas de Bolsa han hecho sus cálculos durante los últimos días para valorar qué bancos hubieran sido los más penalizados si el Alto Tribunal hubiese ratificado el cambio de criterio. Según Santander, las entidades más golpeadas en términos de capital e ingresos hubiesen sido Bankia, CaixaBank y Liberbank.

Los bancos han perdido 5.400 millones en Bolsa desde que el Supremo señaló el 18 de octubre que los AJD debía pagarlos la banca

Por su parte, Mirabaud explicó en un informe que Bankinter, Bankia y Sabadell hubieran sido las entidades más golpeadas, mientras que Liberbank y Unicaja hubieran sufrido un golpe menor.

“Debemos tener dos elementos en cuenta: el primero, el tamaño medio de la hipoteca, ya que para hipotecas de tamaño reducido, el iniciar un proceso judicial o de reclamación, podría suponer una barrera. Es por ello que entidades con hipotecas medias de importes elevados (como Bankinter, Bankia o Sabadell) podrían tener más riesgo que otras como Unicaja o Liberbank, cuyas hipotecas medias apenas superan los 60.000 euros”, explicó el banco suizo.

Bankia hubiera sido una de las entidades más castigadas si el Supremo hubiese ratificado el cambio de criterio

Citi consideró que los bancos españoles que se hubiesen visto más penalizados en términos de capital  y valor en libros eran Bankia (2%-6%), Liberbank (2%-5%), Unicaja (2%-5%), Bankinter (1%-4%), CaixaBank (1%-4%) y Sabadell (1%-3%). BBVA y Santander, en su opinión, serían los menos afectados (0-2%), dada que su exposición al mercado español es menor.

Alegato de la banca

Durante los últimos días, patronales y altos directivos de la banca se han pronunciado en contra de hacerse cargo del impuesto de AJD. José Antonio Álvarez, consejero delegado de Santander, señaló que el cambio de criterio por parte del Tribunal Supremo suponía un riesgo para el mercado hipotecario y reclamó seguridad jurídica.

Por su parte, Jose Sevilla, consejero delegado de Bankia, recordó que “los bancos y los clientes durante 23 años hemos hecho lo que mandaba la ley. Si se decide cambiar esta práctica, lo normal sería que cambie hacia delante y no hacia atrás. No debería haber penalización por haber cumplido la ley”. El resto de primeros espadas del sector financiero vertió opiniones similares durante las presentaciones de resultados del tercer trimestre que han acontecido en las últimas dos semanas.

Las patronales que representan al sector financiero habían reclamado seguridad jurídica y subrayado que, en el caso de que el impuesto de AJD hubiese tenido que devolverse, la responsabilidad recaía en la Administración Pública. “Las entidades de crédito no han percibido cantidad alguna de sus clientes por este concepto […] Los bancos han cumplido siempre con la normativa vigente aprobada hace más de 20 años y con la reiterada jurisprudencia de la Sala 3ª del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional, unánime, y mantenida hasta fechas muy recientes, principio que por lo demás ha presidido siempre las relaciones de las entidades con sus clientes”, manifestaron en un comunicado conjunto de AEB, CECA y Unacc.