Economía | Empresas

Mediaset tampoco escapa a la quema de las ‘teles’: caen los ingresos y sufre en bolsa

La compañía supera las previsiones de beneficios, pero cae más de un 7% en bolsa por la debilidad de sus ingresos y el escaso margen para seguir recortando gastos

logo
Mediaset tampoco escapa a la quema de las ‘teles’: caen los ingresos y sufre en bolsa
Mediaset no escapa a la quema de las 'teles': caen los ingresos y sufre en bolsa.

Sede de Mediaset España. Mediaset.es

Resumen:

Liderazgo en audiencias, con mejora de cuotas. Resultados mejor de lo esperado, por una sorprendente contención de costes. Ingresos publicitarios que evolucionan mejor que la media del mercado. Mediaset se presentaba este jueves ante el mercado con la sensación de haber cumplido con creces con sus deberes. Y argumentos no le faltaban.

Y sin embargo los inversores no han tardado en demostrarle que ni siquiera esos méritos le permiten escapar de la desconfianza que rodea hoy en día todo lo relacionado con la televisión convencional. Las acciones de la compañía que dirige Paolo Vasile registraban apenas dos horas después de la apertura del mercado descensos que llegaban a superar el 7,5%, en lo que representaría su mayor traspiés sobre el parqué desde el verano de 2016.

Mediaset España publicó al cierre de la sesión del miércoles un beneficio neto de 146,9 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 0,6% más que en el mismo periodo del año anterior, y registró en el tercer trimestre el mejor ebitda en este periodo desde hace diez años. Además, como observan en Renta 4, la compañía lanzó varios mensajes positivos de cara al final del ejercicio, tras informar de una buena evolución del mercado publicitario en el mes de octubre y apuntar a una reducción mayor de lo esperado en los costes operativos.

Mediaset ya se ha dejado más de un 30% de su valor en bolsa desde el inicio de 2018

Con estos anuncios son varias las casas de análisis que auguraban que el mercado se tomaría con cierto optimismo las cuentas del grupo audiovisual. Sobre todo, teniendo en cuenta que desde el inicio del año Mediaset ya se había dejado más de un 30% de su valor en el parqué. Pero los inversores han encontrado motivos para seguir golpeando al que es el segundo peor valor del Ibex en 2018, solo superado por Dia.

Y es que la constante caída de los ingresos de la compañía dibuja un escenario poco tranquilizador, en un momento en el que el mercado se cuestiona el futuro que tienen por delante las empresas tradicionales de televisión, ante el auge de otros modelos de consumo audiovisual, de los que Netflix es uno de los mayores exponentes. El retroceso de los consumos de televisión en abierto expone a Mediaset, así como a su principal competidor, Atresmedia, al riesgo de perder atractivo para los anunciantes. Un riesgo que parece ser cada vez más una realidad, si se tiene en cuenta, por ejemplo, que el grupo propietario de Telecinco o Cuatro no ha logrado evitar la contracción de sus ingresos ni siquiera con la emisión de un evento especial como fue el Mundial de fútbol de Rusia.

En este complejo entorno para los ingresos, Mediaset ha exhibido en los últimos tiempos una notable capacidad para reducir sus gastos. “Sin embargo, tenemos la impresión de que el margen para continuar reduciendo costos ahora es bastante limitado, especialmente si Mediaset quiere defender su posición competitiva frente a las plataformas de televisión de pago y OTT (over the top Smart TV)”, advierten los analistas de Alantra.

Además, “esperamos que el mercado de publicidad televisiva continúe bajo presión, con ambos efectos que dañan (probablemente estructuralmente) la rentabilidad del sector. En este contexto, no vemos ninguna razón para cambiar nuestra visión cautelosa y la calificación de vender, ya que, a pesar del bajo desempeño reciente, las acciones aún no reflejan los riesgos estructurales asociados con el negocio del TLC”, observa la firma.