Economía | Empresas

El consumo de TV en abierto cae al mínimo histórico por el boom de los canales de pago

La TDT sigue concentrando tres cuartas partes de los espectadores, pero no deja de caer. La TV de pago dispara sus abonados hasta los 6,7 millones.

logo
El consumo de TV en abierto cae al mínimo histórico por el boom de los canales de pago

Netflix

Resumen:

El negocio de la televisión de pago no deja de crecer en España.

Los grupos audiovisuales lograron superar los 6,7 millones de abonados en el mercado español al cierre de primer trimestre del año, lo que supone que la cifra de los que pagan por la televisión se ha incrementado en casi 631.000 clientes en un año (137.000 más en el trimestre), según las últimas cifras de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC).

El boom de la televisión de pago ha hecho que la cuota de los canales en abierto haya caído este año hasta su mínimo histórico, según subraya el supervisor.

La TDT tradicional aún concentra un 76,6% del consumo total de televisión pero no deja de caer, mientras que las plataformas IP y online siguen creciendo y ya controlan un 20,6%. La televisión por cable se queda con sólo un 2,8% de la tarta.

El negocio de la televisión de pago no deja de crecer en España. Los grupos audiovisules lograron superar los 6,7 millones de abonados en el mercado español al cierre de primer trimestre del año, lo que supone que la cifra de los que pagan por la televisión se ha incrementado en casi 631.000 clientes en un año (137.000 más en el trimestre), según las últimas cifras de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC).

El boom de la televisión de pago ha hecho que la cuota de los canales en abierto haya caído este año hasta su mínimo histórico, según subraya el supervisor. La TDT tradicional aún concentra un 76,6% del consumo total de televisión pero no deja de caer, mientras que las plataformas IP y online siguen creciendo y ya controlan un 20,6%. La televisión por cable se queda con sólo un 2,8% de la tarta.

La entrada de lleno de las grandes telecos en el negocio (MovistarVodafone y Orange) y la llegada de las grandes plataformas de streaming (Netflix, HBO y ahora también Sky) han desatado una auténtica revolución para el sector. Los usuarios se han lanzado a incorporar más canales a su oferta televisiva, acceder a la retransmisiones deportivas o a las series, lo que han disparado la demanda… y los ingresos de las compañías.

La televisión de pago concentró una facturación conjunta de 556,6 millones de euros en el primer trimestre de este año, un 6% más que en el mismo periodo que el año anterior. Por el contrario, la televisión abierto obtuvo una facturación de 427,5 millones, un 4,8% menos.

El grueso del negocio publicitario en TV sigue concentrándose en la televisión en abierto. Los ingresos publicitarios (que incluye publicidad convencional, patrocinios, televenta, telepromoción y emplazamientos de producto) sumaron entre enero y marzo 437,7 millones de euros.

La televisión de pago sólo ingresó 22,4 millones, frente a los 415 millones de televisión en abierto. Los dos principales grupos, Mediaset y Atresmedia, concentraron el 85,1% del total de los ingresos publicitarios de televisión (el 89,7% si solo se tiene en cuenta el segmento de la televisión en abierto).

TV empaquetada

Son las grandes telecos las que están impulsando con más fuerza la expansión del negocio en España. Hasta el 89% del total de los 6,72 millones de abonados a la televisión de pago lo es a través de servicios contratados bajo alguna modalidad empaquetada, combinando la TV con servicios de telefonía e internet tanto en fijo como en móvil.

Telefónica fue la que abrió el camino en 2012 lanzando las primeras tarifas convergentes del mercado español (entonces sólo de teléfono fijo + teléfono móvil) y desde entonces ha ido dando pasos agigantados para empaquetar todos sus productos.

Una estrategia que han secundado sus grandes rivales Vodafone y Orange (MásMóvil tiene una estrategia relativamente diferente) y que ha convertido en los contenidos de TV de pago en uno de los grandes campos de batalla del sector.