Economía | Pensiones

Aseguradoras y fondos, dispuestas a rivalizar con gestoras de pensiones sin ánimo de lucro

El Pacto de Toledo está estudiando esta opción para incentivar los planes de pensiones en el seno de las empresas

logo
Aseguradoras y fondos, dispuestas a rivalizar con gestoras de pensiones sin ánimo de lucro
La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos.

La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos. Europa Press

Resumen:

Ni las aseguradoras ni las entidades gestoras de planes y fondos de pensiones se opondrán de entrada a la eventual extensión de las entidades sin ánimo de lucro que sirven de vehículo para los planes de empleo en las empresas en el País Vasco –conocidas como EPSVs– al resto de España, como se encuentra debatiendo el Pacto de Toledo.

La propuesta aún no ha tomado forma en la comisión permanente, que en estos momentos está centrada en la elaboración de una recomendación sobre los sistemas complementarios de ahorro. De momento es solo una propuesta del PNV, que la sitúa en el ámbito de lo que se conoce como segundo pilar de la previsión social, el que se corresponde a planes de pensiones en empresas. Sobre el tercer, el que corresponde a los productos de ahorro individuales, los vascos prefieren no adentrarse.

Sin embargo, una vez presentada la propuesta en el Pacto de Toledo, ninguno de los grupos la ha rechazado de plano y la seguirán debatiendo, aunque Ciudadanos y PP han anunciado que formularán la suya propia para desarrollar el tercer pilar.

Ni las aseguradoras ni las entidades gestoras de planes y fondos de pensiones se opondrán de entrada a la eventual extensión de las entidades sin ánimo de lucro que sirven de vehículo para los planes de empleo en las empresas en el País Vasco –conocidas como EPSVs– al resto de España, como se encuentra debatiendo el Pacto de Toledo.

La propuesta aún no ha tomado forma en la comisión permanente, que en estos momentos está centrada en la elaboración de una recomendación sobre los sistemas complementarios de ahorro. De momento es solo una propuesta del PNV, que la sitúa en el ámbito de lo que se conoce como segundo pilar de la previsión social, el que se corresponde a planes de pensiones en empresas. Sobre el tercer, el que corresponde a los productos de ahorro individuales, los vascos prefieren no adentrarse.

Sin embargo, una vez presentada la propuesta en el Pacto de Toledo, ninguno de los grupos la ha rechazado de plano y la seguirán debatiendo, aunque Ciudadanos y PP han anunciado que formularán la suya propia para desarrollar el tercer pilar.

Sea como fuere, el extender la creación de entidades de gestión de planes de pensiones privados sin ánimo de lucro abre la puerta a que la banca y el resto de actores que intervienen en este sector puedan a futuro tener mayor competencia y ver amenazada su cuota de mercado.

Unespa e Inverco lo ven en positivo

Sin embargo, contra pronóstico, ni la patronal de las aseguradoras Unespa ni como la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco) ven en esta posibilidad como una amenaza real. Más bien, incluso como una oportunidad.

La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, indicaba este miércoles durante una jornada sobre pensiones organizada por Cinco Días e Ibercaja que de entrada estas entidades en realidad tienen cierto ánimo de lucro porque persiguen hacerse con una cuota del mercado, al tiempo que no dejan de ser similares a los planes de empleo tradicionales, los promovidos por las empresas.

Hechas estas salvedades, González de Frutos se centraba en la capacidad de las EPSV para ser un “elemento de dinamismo” y de “mejora de la competencia”. Porque lo que realmente necesita el sector de asegurador, como desarrollador de productos de ahorro privado, es que el mercado crezca, después de años menguando.

En este sentido, en Unespa se considera que si estas entidades ayudan a que el mercado se mueva, todos los actores saldrán ganando a poco que crezca su negocio, más aún cuando los costes que implica son fijos. Después, el trozo del pastel sería secundario. Lo importante es el tamaño del pastel.

Por su parte, el presidente de Inverco, Ángel Martínez Aldama, coincidía en el mismo acto en que las EPSV son similares a los planes de empleo y que, por ello, más valdría introducir incentivos fiscales y financieros para incentivar estos, sin olvidar el necesario impulso de los planes individuales.

“No es un problema de lucro o no, si no de suficiencia”, señalaba para defender que hay que, en su opinión, incentivar sin dilación los planes privados para que los futuros pensionistas puedan completar sus pensiones públicas y contar con prestaciones suficientes. “Modelos con lucro y sin lucro hay en otros países, pero hay que elegir uno”, sentenciaba.