Economía VI Monitor Anual Adecco Ocupación

Los inmigrantes acceden a uno de cada cuatro nuevos empleos en España

logo
Los inmigrantes acceden a uno de cada cuatro nuevos empleos en España
Los inmigrantes acceden a uno de cada cuatro nuevos empleos en España.

Cola en una oficina de empleo, en una foto de archivo. EFE

Resumen:

El mercado laboral español está próximo a cumplir su quinto año consecutivo con aumento del empleo. Solo en el último, la ganancia de empleo ha alcanzado las 478.800 ocupados, un 2,5% más. Sin embargo, analizando los datos por nacionalidad, los extranjeros presentan un avance de la ocupación del 5,7% en ese periodo, casi un punto porcentual más que en el año previo, frente al ritmo del 2,1% de los trabajadores nacionales. Así se desprende del VI Monitor Anual Adecco Ocupación, elaborado por The Adecco Group, en colaboración con los investigadores de Barceló y Asociados. De esta forma, los inmigrantes han captado uno de cada cuatro nuevos puestos de trabajo en el último año. En total, 121.300 empleos frente a los 357.500 puestos que han beneficiado a personas de nacionalidad española. Estas cifras dan idea de la importante aportación del colectivo al repunte del empleo y los ingresos por cotizaciones.

El mercado laboral español está próximo a cumplir su quinto año consecutivo con aumento del empleo. Solo en el último, la ganancia de empleo ha alcanzado las 478.800 ocupados, un 2,5% más. Sin embargo, analizando los datos por nacionalidad, los extranjeros presentan un avance de la ocupación del 5,7% en ese periodo, casi un punto porcentual más que en el año previo, frente al ritmo del 2,1% de los trabajadores nacionales.

Así se desprende del VI Monitor Anual Adecco Ocupación, elaborado por The Adecco Group, en colaboración con los investigadores de Barceló y Asociados.

De esta forma, los inmigrantes han captado uno de cada cuatro nuevos puestos de trabajo en el último año. En total, 121.300 empleos frente a los 357.500 puestos que han beneficiado a personas de nacionalidad española. Estas cifras dan idea de la importante aportación del colectivo al repunte del empleo y los ingresos por cotizaciones.

Sin embargo, no todos los grupos de inmigrantes han corrido exactamente la misma suerte. El número de personas ocupadas procedentes de otros países de la UE se ha incrementado un 1,2% (10.000 nuevos empleos) al mismo tiempo que el de aquellas originarias de terceros países, que han repuntado un 8,8% (111.400 empleos ganados), invirtiéndose la tendencia del año anterior.

En otras palabras, en el último año, de cada 100 nuevos empleos, los ciudadanos españoles han recibido 75, mientras que los inmigrantes procedentes de otros países de la UE recibieron dos y los inmigrantes de terceros países los restantes 23.

¿Cómo se compone la ocupación?

Los 19,5 millones de ocupados que hay ahora en España se corresponden con 17,3 millones de ocupados de nacionalidad española y 2,2 millones de extranjeros. Este último grupo se compone de 850.300 personas procedentes de otros países de la UE y de 1,4 millones de inmigrantes de otros lugares del mundo.

Ahora bien, los datos de ocupados de nacionalidad española incluyen a aquellas personas con doble nacionalidad (en la gran mayoría de los casos, personas de origen latinoamericano). Si se desglosan ambos colectivos se obtiene una perspectiva diferente que sugiere un aumento aún más veloz en el número de ocupados inmigrantes.

Por que, en general, el aumento de ocupados con doble nacionalidad surge de inmigrantes que han obtenido la ciudadanía española. Así, aún sin cambiar de empleo, dejan de incluirse entre los inmigrantes.

El número de ocupados con doble nacionalidad prácticamente no ha dejado de crecer a lo largo de la crisis, después de moderar su avance en 2012 y 2013. Eso se explica porque el paso del tiempo permite a los inmigrantes solicitar la nacionalidad española. En los últimos doce meses, los ocupados con doble nacionalidad han aumentado un 15% (equivalente a 83.300 personas), por lo que ahora suman 637.000 personas.

Señala el informe que, si se unen en un mismo grupo las personas con doble nacionalidad y los inmigrantes, se obtiene que la cantidad de ocupados inmigrantes en sentido amplio ha aumentado un 7,7% en los últimos doce meses (204.600 empleos). Por su parte, la cantidad de ocupados exclusivamente con ciudadanía española ha crecido un 1,7% (274.200 plazas). Desde esta perspectiva «puede decirse que los extranjeros han captado un 43% de los nuevos empleos», señala.

¿Qué peso tienen los inmigrantes?

Con esta evolución,  Los inmigrantes equivalen al 11,4% del total de ocupados, la mayor proporción en cinco años. No obstante, si incluimos en ese grupo a las personas ocupadas con doble nacionalidad, obtenemos que el total de extranjeros equivale al 14,7% de las personas que trabajan en España, la mayor proporción en 10 años y apenas dos décimas por debajo del máximo alcanzado en 2008 (14,9%).

Por su parte, Navarra y Asturias muestran situaciones particulares. En el caso navarro, es la única región que registra un mayor empleo de inmigrantes paralelo a una reducción en el número de ocupados españoles. Y finalmente, Asturias es la única comunidad que presenta un descenso en la ocupación de ambos colectivos.

Las regiones donde más ha aumentado el número de trabajadores inmigrantes son, un año más, Cataluña y la Comunidad de Madrid, con un incremento interanual de 26.500 personas (+6%) y 25.100 (+6,3%), respectivamente. Les siguen Baleares (14.100) y Canarias (12.600).

Las únicas tres comunidades que muestran retrocesos en la ocupación de extranjeros son los casos ya citados de Cantabria (-4,7% interanual), Andalucía (-7,6%) y Murcia (-10,4%).

Por su parte, Baleares y Canarias son las comunidades con mayor participación de trabajadores procedentes del exterior, con un 23,4% y un 17,9% del total de ocupados, respectivamente. Les sigue Madrid, con un 14,3% (que avanza varias posiciones este año). Las proporciones más bajas de ocupados inmigrantes se encuentran en Asturias (3,7%), Extremadura (3,9%) y Galicia (4,2%).