La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, la que fuera mano derecha de la líder socialista en Andalucía, Susana Díaz, como consejera de Hacienda de la Junta de Andalucía hasta el pasado mes de junio, ha valorado este lunes el resultado de las elecciones andaluzas y más concretamente el ascenso de Vox, que ha obtenido hasta 12 escaños.

En rueda de prensa, Montero ha asegurado que “la irrupción de la extrema derecha es un signo de alerta y preocupación para todos los demócratas” y ha llamado a la responsabilidad para que el PSOE, la formación más votada, pueda formar Gobierno y logre “cortar el paso a la ultraderecha”.

“Espero que nos permitan formar Gobierno a las izquierdas y que el electorado sea consciente de la amenaza”, que en su opinión supone el ascenso de Vox, ante el que, además ha considerado que tanto Ciudadanos como PP “no plantean escrúpulos”.

Montero llama a cerrar los Presupuestos

Respecto al posible impacto de las elecciones en las negociaciones para tratar de sacar adelante los Presupuestos de 2019, Montero ha asegurado que el Gobierno tratará de seguir dialogando, aunque ha confiado en que las catalanas y vascas sean sensibles al viraje político observado en Andalucía y se acerquen al Ejecutivo.

Ahora bien, ha avisado de que el Gobierno “va a seguir trabajando y hablando exclusivamente de cuentas públicas”. “No se va a dialogar de nada que no sea el bienestar de los ciudadanos; los que quieran hablar de otras de otras cuestiones se autoexcluirán”. Dicho esto, Montero ha asegurado que la fecha límite para abandonar las negociaciones es aquella en la que “se entienda que el diálogo está agotado”.