Economía | Empresas

El presidente interino de Dia renuncia con la acción en mínimos históricos

Stephen DuCharme dimite solo dos meses después de su nombramiento para trabajar desde fuera en la reestructuración del grupo

logo
El presidente interino de Dia renuncia con la acción en mínimos históricos
El presidente interino de Dia renuncia con la acción en mínimos históricos.

Logo de Dia en el exterior de un supermercado. Dia

Resumen:

Las turbulencias siguen azotando al Grupo Dia. La compañía, inmersa en una angustiosa lucha por asegurar la sostenibilidad de su negocio, sigue viendo cómo continuamente se abren nuevas vías de incertidumbre, que no hacen sino azuzar la desconfianza o, cuando menos, el desconcierto en los mercados.

En la noche de este martes, el grupo de supermercados ha anunciado de forma sorpresiva la salida de Stephan DuCharme de su consejo. La renuncia del ejecutivo nacido en Etiopía resulta especialmente llamativa al tratarse de uno de los hombres colocados por el máximo accionista de la compañía, el ruso Mikhail Fridman, para comandar la reestructuración del negocio de Dia.

Ni siquiera han pasado dos meses desde que DuCharme fue nominado vicepresidente de la compañía y presidente interino, tras la salida de Ana María Llopis del grupo de supermercados. DuCharme, presidente también de X5 Retail Group, el mayor grupo de distribución de Rusia, forma parte del círculo más cercano de colaboradores de Fridman y su papel en la nueva estrategia de la compañía parecía destinado a ser muy relevante.

Richard Golding pasa a ostentar la presidencia del grupo de forma provisional

Sin embargo, Dia ha explicado la dimisión de DuCharme “por su intención de centrar sus esfuerzos en trabajar desde Letterone -el brazo de inversión de Fridman- en el proceso de diseño y desarrollo de un eventual plan de sostenibilidad a largo plazo para la Sociedad, que, en su opinión, podría contribuir a que la Sociedad pueda alcanzar sus objetivos comerciales, financieros y estratégicos en beneficio de sus accionistas y terceros interesados”.

El vicepresidente segundo de Dia, Richard Golding, ocupará la presidencia interina de la compañía hasta la designación de un nuevo número uno del consejo, cargo para el que ha llegado a sonar el nombre del expresidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno.

La renuncia de DuCharme llega en un momento especialmente delicado para Dia, que se encuentra inmersa en negociaciones con los bancos acreedores para salvar una delicada situación financiera, que se ha traducido en las últimas semanas en una sucesión de rebajas de rating por parte de las agencias Moody’s y S&P, que han sumergido la calificación de la deuda del grupo español en niveles considerados de bono basura.

En este escenario, las acciones de Dia cerraron este martes con un recorte del 6,64%, que sitúa su precio en los 0,62 euros, registrando un nuevo mínimo histórico. El rebote registrado en las semanas previas se ha diluido en solo siete sesiones, en las que ha visto esfumarse más de un 20% de su valor.

Las últimas informaciones apuntan a que los bancos acreedores estarían presionando al grupo mediante el cierre de líneas de crédito de corto plazo. La compañía debe hacer frente en los próximos meses a fuertes vencimientos de deuda y en el mercado se da por descontado que tendrá que afrontar la venta de activos –actualmente estudia las de Max Descuento y Clarel- y realizar una ampliación de capital a lo largo de 2019 para asegurar su supervivencia.

Un negocio penalizado

Dia se ha visto golpeada en los últimos tiempos por el impacto de la fuerte competencia en el sector, que le ha obligado a sacrificar sus márgenes sin lograr siquiera defender su cuota de mercado. En este contexto, la compañía que dirige Antonio Coto se ha visto obligada a realizar fuertes inversiones en la remodelación de sus tiendas, para adaptarlas a las exigencias del consumidor, lo que le ha supuesto un fuerte aumento de su deuda y un elevado consumo de caja.

Además, en sus negocios en mercados emergentes -Argentina y Brasil- la debilidad de las monedas también ha supuesto un severo impacto en sus cuentas.

La compañía ha anunciado este mismo martes la contratación de un nuevo director financiero

Para enderezar el rumbo del grupo, el máximo accionista de la compañía, que este año ha elevado su participación a cerca del 30%, ha comandado una serie de cambios en la estructura del grupo, que han conllevado la salida de su consejero delegado, Ricardo Currás, y de su presidenta, Ana María Llopis, entre otros.

Este mismo martes, la compañía había anunciado una serie de cambios en su estructura, entre los que se incluían el fichaje de Enrique Weickert Molina -ex OHL- como responsable financiero; la incorporación de Iván Martín -proviniente de El Corte Inglés- como director de operaciones en España, y los nombramientos de Marin Dokozic y Freddy Wu como responsables del negocio en Brasil y Argentina, respectivamente.